Podas, pistas forestales y cercados con graves impactos ambientales

Ecologistas en Acción de Córdoba presentará en el día de hoy, varias denuncias y comunicaciones de otros tantos hechos o actuaciones -presumiblemente infracciones ambientales- que han supuesto un impacto negativo significativo para el medio natural de Córdoba.

Entre las denuncias que se presentarán, destacan dos por podas abusivas de encinares, una de ellas efectuadas en la emblemática finca “Del Bejarano”, en la Sierra de Córdoba y propiedad de la firma Sánchez Ramade.

El resultado de una reducción drástica de la masa foliar suelen acarrear serios problemas para la salud de los árboles sometidos a un terciado encubierto por una poda de producción de un aprovechamiento tradicional.

En casos extremos, algunos árboles, en especial los que se encuentran en un estado carencial, difícilmente soportan la reducción de copa y se llegan a secar. En los más, provocan “crecimientos de emergencia”. Nos referimos a la abundante brotación que sigue a una drástica reducción del sistema foliar de los árboles sometidos a poda de producción abusiva, como parece que ha ocurrido en la finca identificada. Esa reacción de supervivencia, supone el crecimiento muy abundante de pequeños brotes (forma antinatural), en vano intento de recuperara rápidamente la masa de hojas pérdidas tras la poda.

Estas podas abusivas producen el debilitamiento general de la estructura debido a la inserción de los nuevos brotes en la herida de la rama que cortó en su día. Asimismo, las células que constituyen los nuevos brotes de emergencia son anormalmente grandes, y por tanto, con paredes celulares menos gruesas, con lo que se producirá, inevitablemente, una madera estructuralmente más débil. Finalmente, la apertura de numerosas heridas en el árbol provocado por la poda, pueden ser el foco de procesos de infección y pudrición.

Otro aspecto significativo que hay que valorar en este tipo de hechos o situaciones es lo relativo al impacto negativo de estas podas abusivas sobre las otras funciones primordiales que representan una masa arboleda bien conservada y estructurada. Nos estamos refiriendo a la función ecológica que desempeñan el estrato arbóreo como elemento natural que sirve como refugio del multitud de formas de vida, como proveedor de alimento en el caso de la encina, o como protector del suelo, captando y reduciendo el impacto de las gotas de lluvia sobre el suelo (reducción de la erosión por escorrentía superficial).

Igualmente, Ecologistas en Acción ha denunciado la apertura de una pista forestal en uno de los espacios naturales mejor conservados de la provincia de Córdoba, en concreto, en la cuenca del río Guadalbarbo, en el término municipal de Obejo. Estas sierras han sido incluidas en la propuesta de Lugar de Interés Comunitario (LIC) en aplicación de la directiva hábitats.

La pendiente superan el 70% y la vegetación afectada corresponde a especies arbustivas como la coscoja, lentisco, madroño, etc. En cuanto al estrato arbustivo la especie dominante y por tanto la más afectada es la encina.

Igualmente, la alteración de la estructura y perfil del suelo, ocasionadas por las trincheras y cortes abiertos, van a provocar el desplazamiento y pérdida de suelo a causa de las escorrentías superficiales. Asimismo, el impacto paisajístico negativo es muy sobresaliente. A ello contribuye la zona donde se actuado, un área natural excepcional, así como la cota en la que se trazado la pista forestal, siendo visible esta grave actuación desde diversos puntos de la cuenca del río Guadalbarbo.

Finalmente, se va a proceder a comunicar a la Consejería de Medio Ambiente en Córdoba, de un presunto cercado ilegal de una finca rústica en el término municipal de Obejo (Córdoba) con fines cinegéticos.