Actuaciones irregulares en la finca Puerto del Toro

El grupo empresarial PRASA, al igual que otras grandes empresas dedicadas básicamente al sector de la construcción, ha adquirido una finca de cerca de 2.000 hectáreas en pleno corazón de Sierra Morena. La finca se ubica en el término municipal de Villanueva del Rey y conocida por el nombre de “Puerto del Toro”.

En escasos meses desde su compra -allá por finales del año 2005- los nuevos propietarios han realizado actuaciones presuntamente irregulares no acordes con la normativa vigente en materia ambiental.

En primer lugar, y probablemente la actuación de mayor impacto negativo sobre el medio natural, ha sido la sustitución de la malla antigua que delimitaba el perímetro de la finca, por una nueva de la misma altura pero con un añadido. Un faldón de 40 centímetros que descansa sobre el suelo. Además el faldón ha sido reforzado con el vertido de tierra y piedras procedentes de una pista forestal abierta en paralelo a la propia malla cinegética.

El objetivo de esta actuación a todas luces ilegal, es la de dificultad la salida de las especies de caza mayor, en particular los ciervos y jabalíes. Esta medida contraviene la ley básica en materia de conservación de la fauna y flora silvestre, así como la ley 8/2003 de la flora y la fauna silvestre de Andalucía.

La apertura del camino perimetral ha supuesto la modificación y alteración del paisaje natural, dominado por manchas de monte mediterráneo con la presencia de retazos de pinos piñoneros.

Igualmente, se ha observado la apertura de caminos nuevos y el repaso de algunos de los existentes. Asimismo se han realizado desmontes en parcelas en distintos puntos de la finca con maquinaria pesada, con la consiguiente pérdida de vegetación natural y el peligro de la pérdida de suelo por escorrentía superficial. Algunas de las parcelas desmontadas están situadas en ladera, con pendientes que superan el 30 %.

Además, Ecologistas en Acción de Córdoba va a informar al Ayuntamiento de Villanueva del Rey, que parte de un camino vecinal bajo su tutela pública local, que discurre por la finca “Puerto del Toro”, puede llegar a ser cerrado por los nuevos propietarios. Por tanto se le demanda una intensificación en la vigilancia de posibles iniciativas con objeto del cierre del mismo por parte de la nueva propiedad.