Peligro para la arboleda del Cuartel de la Guardia Civil

El grupo local de Ecologistas en Acción de Córdoba se ha hecho eco de la inquietud y preocupación de una parte de las familias de guardias civiles que viven actualmente en la casa cuartel que la Guardia Civil dispone en Córdoba. Durante el día de ayer, y la mañana de hoy, son varias las llamadas recibidas por personas vinculadas a la Guardia Civil, las que nos han solicitado la puesta en marcha de las iniciativas necesarias para paralizar, siguiendo indicaciones de los mandos superiores, la tala de una veintena de árboles adultos, en concreto, limoneros injertados, de una edad aproximada de 40 años.

Ello podría suponer la pérdida del 20% aproximadamente de la arboleda que se distribuye por la calle principal y por los ramales que dan acceso a las oficinas, talleres o viviendas de los guardias civiles.

Además, en el día de hoy, hemos recibido la llamada de un representante de la Asociación Unificada de Guardias Civiles en Córdoba, advirtiéndonos que la orden esta tramitada y que la tala es cuestión de días, a lo sumo a principios de la semana que viene. El representante de la AU de la Guardia Civil, resaltó en la conversación mantenida con el responsable de EAC, que esta hecho es sólo un ejemplo de la forma en que se trabaja en la Guardia Civil, donde el criterio que se impone, siempre corresponde al de los mandos superiores.

Ecologistas en Acción ha realizado gestiones con el responsable de parques y jardines del Ayuntamiento de Córdoba, así como con uno de los mandos de la Guardia Civil en el cuartel de Medina Azahara. El mencionado mando, reconoció que se ha planteado la eliminación de un número aún no determinado de ejemplares. El motivo, la falta de presupuesto en la Dirección General de la Guardia Civil para el mantenimiento de la arboleda presente en el acuertelamiento. Igualmente, insistió en la necesidad de eliminar algunos ejemplares por su estado calamitoso.

Desde el Ecologistas en Acción se le informó que el Ayuntamiento de Córdoba, a través de la sección de Parques y Jardines, estaría dispuesto a podarlos, e incluso a retirar algunos ejemplares para su traslado a los viveros municipales de Tejavana, para su posterior plantación en áreas ajardinadas de la ciudad. La gestión que tienen que realizar desde la Dirección General de la Guardia Civil, es tan sencilla como el envío de una petición, bien por registro general o por faz, a la sección de Parques y Jardines.

Debemos de tender a asumir que las zonas verdes de una ciudad, no sólo es la suma de las áreas ajardinadas de carácter público dependiente del ayuntamiento de Córdoba, sino la suma, como no, de los parques ajardinados públicos, las jardines privados, las áreas verdes de acompañamiento de edificios, patios exteriores, centros privados de recreo exteriores y las arboledas dispuestas a lo largo de la calles que integran la trama de una ciudad, como la nuestra.

Tal vez tengamos que recordar de nuevo los innumerables beneficios que reportan las áreas ajardinadas en una ciudad especialmente cálida como es Córdoba. Reduce la contaminación atmosférica, la contaminación acústica, el efecto de inversión térmica y fija contaminantes en el biomasa de las plantas. Igualmente, oxigena la atmósfera y genera el efecto antiséptico sobre numerosos gérmenes patógenos (especialmente hongos y bacterias).

Ecologistas en Acción solicita a la Dirección General de la Guardia Civil que reconsidere la situación.