Presa de Irueña: El PSOE destruirá los valles del Águeda y Mayas

El anuncio de la inminente deforestación del vaso del embalse de Irueña es una de las noticias más negativas para el medio ambiente de la provincia de Salamanca de los últimos años.

Es tanto más lamentable cuanto que quien se atribuye el éxito de semejante atentado ecológico sea la persona responsable de medio ambiente de PSOE de Castilla y León.

El llenado del embalse, aunque sea parcial al 50%, contradice los objetivos oficialmente utilizados como patraña para construir esta gran presa. Si se llena el vaso éste pierde su capacidad para regular las avenidas y sólo favorece a intereses no confesados: posibilidad de aprovechamiento hidroeléctrico -existe preinstalación de turbinas a pesar de no estar autorizado para este fin- y expectativas de especulación urbanística en la vega de Ciudad Rodrigo.

Los graves abastecimientos de agua sufridos por las pequeñas localidades ribereñas el pasado verano no han sido jamás solucionados precisamente por los mismos responsables políticos que han justificado la construcción de este gran embalse dimensionado para otras finalidades muy diferentes.

Este episodio demuestra que el PSOE provincial aplica en la provincia una política hidráulica y de medio ambiente, que va al rabo borrega de la auspiciada por el PP con el comparte una misma filosofía sobre la gestión del agua y de la naturaleza. Recordamos al PSOE que el espacio de la derecha pura y dura ya está muy bien representado por el PP en Salamanca, por lo que por esa senda está condenado a la oposición vitalicia.

A nivel estatal el desbloqueo de Irueña demuestra que la nueva cultura del agua en el actual gobierno no ha sido más que un fugaz espejismo electoralista y supone la claudicación de Cristina Narbona frente a la política neoliberal y destructora del medio ambiente practicada por los ministerios de Fomento, Agricultura e Industria.

Desde Ecologistas en Acción siempre hemos estado abiertos a buscar una salida que conjugara los objetivos esgrimidos de laminación de las avenidas y abastecimiento de agua con la preservación de la naturaleza. Lamentablemente el PSOE ha desperdiciado una ocasión más de demostrar que llegó al poder en 2004 para aplicar una nueva forma de ejercer el poder alejada de la arrogancia y la prepotencia.




Visitantes conectados: 302