El nuevo PGOU consolidará un modelo de ciudad insostenible

Ecologistas en Acción presenta alegaciones al Avance del PGOU.

Casi duplicará el suelo urbanizable actual, expandiendo la ciudad hasta un todo urbano entre Bonanza y la Jara.

Entre las previsiones del Avance del PGOU, destacan la de recalificar a urbanizable casi 11 millones de metros cuadrados (10.880.000 m2), frente a los ya exagerados, 6,5 millones que contempla el PGOU actual. Lo mismo ocurre con el número de viviendas a construir, 17.450 nuevas viviendas, incluidas las legalizables; una cifra descomunal, si tenemos en cuenta que el número de viviendas actuales de Sanlúcar, según recogen en el mismo documento, es de 18.757, y que la demanda potencial de viviendas, la estiman en 6919 nuevas viviendas. Se opta así claramente por el crecimiento de las segundas residencias, con las afecciones territoriales y sociales que ello conlleva. Otro dato a tener en cuenta es el porcentaje de viviendas diseminadas del término de Sanlúcar, un 11%, frente a una media de 3,7% de la provincia de Cádiz, por ejemplo.

Todo ello, lleva a consolidar un modelo expansivo de ciudad, donde lo urbano lo invade todo y que repercutirá negativamente en la sostenibilidad de la misma, ya sea en la prestación de los servicios básicos (luz, agua, alcantarillado, recogida de basuras, etc.), que se encarecerán cada vez más, o en los consumos de energía, incremento del tráfico, dificultad para el transporte público, demanda de agua potable y saneamiento, etc. Y que a la larga, acabará con la calidad de vida que hasta ahora a hecho de Sanlúcar una ciudad deseable.

Ecologistas en Acción reclama en sus alegaciones la revisión de este modelo expansivo de ciudad y el freno de la dispersión constante que lo urbano viene haciendo. Que se considere el agua como un factor limitante para la instalación de nuevos proyectos turísticos, tipo urbanizaciones con campos de golf y polo, como las que se especulan para la zona de Munive, y de las que por cierto el Avance no hace ninguna regencia, en un claro alineamiento con los promotores para darles tiempo a que adquieran los suelos como rústicos.

Planteamos también que desde el nuevo Plan , y mediante su normativa urbanística, se planteen soluciones a la problemática de los ruidos, la movilidad urbana, potenciando los desplazamientos peatonales y los en “bici”; los vertidos de aguas residuales sin depurar por los aliviaderos del paseo marítimo durante el invierno, las antenas de telefonía móvil dentro del casco urbano; o la eficiencia y el ahorro energético, impulsando medidas para el uso y la instalación de energías renovables, ya sean en las infraestructuras y servicios públicos, o en la viviendas de nueva construcción.

Consideramos necesario, que en todos los nuevos viales vayan contemplados los carriles bicis y que se busquen las conexiones de éstos con las áreas de ocio y esparcimiento de la localidad.

Demandamos para los pinares y lagunas de Bonanza, su urgente conservación y declaración como Parque Periurbano y la solución a los déficit de espacios libres del centro de la ciudad, con la trasformación de El Botánico en el gran Parque Municipal de que falto está Sanlúcar.
Proponemos la elaboración de un “Catálogo de Bienes de Interés Natural de la Localidad”, con la inclusión de árboles singulares, jardines y otros hitos paisajísticos, que asegure la conservación de tan importantes elementos de la tipología urbana.

Abogamos por la conservación de los navazos que aún quedan, dentro de las servidumbres de protección que establece la Ley de Costas, y su puesta en producción como huertos de ocios y museos vivos etnográficos. Del mismo modo, reclamamos un plan de conservación del camaleón, especie singularísima de estos lugares y en trance de desaparición, que asegure su hábitat y los salve del proceso urbanizador.

Presentamos sugerencias para la elaboración de un plan integral de jardinería, con la necesidad de incrementar la plantilla municipal de jardineros, y la adecuada atención al conjunto de las zonas verdes de la ciudad y la de un Plan para la recuperación y puesta en uso de la red de vías pecuarias y los caminos públicos municipales, acogiéndonos al proyecto de Vía Verde del Bajo Guadalquivir, que aprovechando el antiguo trazado del tren de la costa, pretende crear una conexión para el senderismo, las rutas ecuestres, o el cicloturismo, entre las poblaciones de Rota, Chipiona y Sanlúcar.

Apoyamos la regeneración de las Marismas desecadas y su reinundación, tal como se contempla en el Avance, priorizando las aledañas al Pinar de la Agaida y la Carretera del Práctico.

Insistimos en la necesidad de buscar soluciones duraderas a los residuos, con la construcción de puntos limpios y una instalación definitiva para la transferencia y recuperación de los escombros.

En resumen: un conjunto de alegaciones que cuestionando el modelo de ciudad propuesto por el equipo de gobierno, priorice la sostenibilidad ambiental y el respeto ecológico como ejes para el diseño de la ciudad, planteando soluciones desde la planificación y la normativa urbanística a los numerosos problemas que actualmente tiene Sanlúcar, y que desde el documento de Avance presentado, consideramos que no se abordan.

Alegaciones al Avance del PGOU de Sanlúcar de Barrameda



Visitantes conectados: 460