Colocación de nidales para cernicalos primilla

Ecologistas en Acción de Baena ha iniciado el programa de Voluntariado Ambiental “Medio Ambiente en Baena” durante el cual se llevaran a cabo una serie de actividades de cara a mejorar el entorno de algunos espacios naturales de la localidad además de otras actuaciones para favorecer el asentamiento de especies protegidas.

Durante el pasado fin de semana se ha empezado actuando en la torre de la iglesia de Santa María la Mayor donde se asienta una importante colonia de cernícalo primilla compuesta por 11 parejas que crían en los mechinales y en nidos artificiales de arcilla. Los Voluntarios Ambientales han procedido a sustituir varios de estos nidos de arcilla que se encontraban en mal estado por otros nuevos de cara a esta próxima temporada de reproducción. Desde el año 1996 se viene colocando en distintos edificios de Baena - iglesias, campanarios, torres, así como casas particulares- estos nidos artificiales de arcilla y de madera que sirven para sustituir la pérdida de agujeros, grietas y mechinales que desaparecen como consecuencia de las obras de restauración.

Además de esta actividad también se han realizado labores de limpieza de otros nidos que en ocasiones son usurpados a los cernicalos por otras aves oportunistas como palomas, estorninos y gorriones.

A pesar de estas acciones en los últimos años la población de cernícalo primilla en el casco urbano de Baena ha sufrido un acusado declive, las principales causas son las obras de restauración de edificios y los cambios de uso del suelo en los campos cercanos donde cada vez predomina mas el uso residencial y cultivos de olivar en detrimento de los terrenos dedicados a cereales y viñedos.

Los Voluntarios realizaran a partir del mes de abril y hasta julio un seguimiento de las distintas colonias de primillas tanto las que se encuentran dentro del casco urbano como de otras repartidas por toda la campiña de Baena. Durante el seguimiento que vienen haciendo desde hace ya algunos años han podido comprobar como la población de primillas está bajando lenta pero paulatinamente en el pueblo mientras que las colonias que se asientan en la campiña se mantienen e incluso aumentan su número.