Por una sociedad participativa, intercultural y solidaria

Ecologistas en Acción participa activamente en la XIV Feria de la Solidaridad y apoya el manifiesto que desde la Coordinadora de Colectivos Sociales CÓRDOBA SOLIDARIA se ha realizado para esta feria que tendrá lugar entre los días 26 de Marzo al 1 de Abril en la Plaza de la Corredera:

Manifiesto Feria de la Solidaridad 2006: NO HAY DERECHO

Córdoba Solidaria, plataforma de los movimientos sociales de Córdoba, dedica su campaña general de 2006 a los Derechos Humanos, y, en concreto, la inmigración, la participación ciudadana y a la reivindicación a las Administraciones Públicas para que destinen el 0,7% de su Presupuesto Consolidado a Acciones de Cooperación Internacional que faciliten el desarrollo autóctono de los Pueblos del Planeta. Por lo tanto, en el marco de la Feria de la Solidaridad 2006:

Denunciamos que la actual estructura social y económica es injusta e insostenible, debido a:

- La concentración de la riqueza en unas pocas manos
225 personas tienen tanta riqueza como todos los países del África subsahariana.

- La subordinación del poder político al económico
Las multinacionales y los grandes organismos financieros tienen la fuerza suficiente como para influir sobre las políticas de los Estados.

- La violación sistemática de los Derechos Humanos en gran parte del planeta
Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos (...) sin distinción alguna de raza, género, religión, orientación sexual o de cualquier otra índole. Sin embargo, por poner un ejemplo, al menos 80 países posen leyes represivas de la orientación sexual, castigada incluso con la pena de muerte

Las consecuencias de este ‘orden’ injusto son:

- Desprotección social de los más desfavorecidos.

- Pobreza y falta de oportunidades para salir de ella.

- Explotación insostenible de los recursos naturales.

La situación es de tal magnitud, que los mismos agentes que la han provocado han firmado los Objetivos del Milenio, un compromiso internacional acordado en el año 2000 con el fin de paliar estas consecuencias en 2015.

Sin embargo, todo parece quedarse en papel mojado. El Objetivo 1 del Milenio se propone, entre otros, reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, el porcentaje de personas cuyos ingresos sean inferiores a 1 dólar por día. Actualmente el 10 % de la población mundial disfruta del 70% de las riquezas del planeta. Si siguen las tasas actuales los objetivos del Milenio que se fijaron los mandatarios mundiales no se cumpliran hasta que no pasen cien años más. A ello se añade el hecho de que sólo 3 países del mundo cumplen con la recomendación de la ONU de donar el 0’7% de sus presupuestos a ayuda al desarrollo.

Aunque parezca que todo eso nos queda muy lejos, las consecuencias de esta injusticia están también en las calles de nuestra ciudad, principalmente, en forma de inmigración: miles de personas se ven forzadas a salir de la pobreza buscando posibilidades en nuestras ciudades y países. En Córdoba, en 2005, no se realizó una adecuada integración de los inmigrantes en la ciudad y aún hoy estamos esperando un Plan Municipal de Inmigración que no llega.

Por todo ello, Córdoba Solidaria pide tu apoyo para ayudarnos a reivindicar:

- Una política inmigratoria más justa, que fomente la verdadera interculturalidad que ha estado tan presente en el pasado pero que debe ser una realidad de nuestros días, que afronte el fenómeno de la inmigración de forma constructiva, a través de la mediación y el diálogo.

- Una verdadera democracia participativa, fundamental para cambiar esta situación de injusticia, en la que todos los sectores tengan voz y capacidad en la toma de decisiones y en la que se promueva una sociedad civil activa

- Cumplimiento del compromiso del 0’7% del Presupuesto Municipal Consolidado para políticas de cooperación que promuevan el desarrollo autóctono de los pueblos empobrecidos, así como la creación de un Observatorio para el seguimiento de este compromiso.

Córdoba Solidaria seguirá, con ayuda de vuestra complicidad y empeño, trabajando por una sociedad más justa y exigiendo el cumplimiento de los Derechos Humanos.