Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de Gomecello

En unas desafortunadas declaraciones en relación a las alegaciones presentadas por la organización ecologista a la tramitación del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de Gomecello como Proyecto de Interés Regional, declaraciones recogidas por un medio de comunicación cercano al Partido Popular, la Consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz Ruiz afirmaba que "las únicas alegaciones en contra han sido las del Ayuntamiento de Gomecello, las de cuatro vecinos, miembros de la Plataforma y los ecologistas".

Ecologistas en Acción considera oportuno recordar a la sociedad salmantina en general, y a la Consejera de Medio Ambiente en particular, que las alegaciones presentadas por la organización ecologista se han centrado en el modelo de gestión basado en la aplicación de lo que popularmente se viene conociendo como "doble bolsa" y en la exigencia de garantías ambientales al Proyecto de CTR.

Precisamente un modelo de gestión que Ecologistas en Acción insiste en reivindicar porque está basado en la prevención (reducción) y en la separación en origen, para alcanzar la máxima recuperación de los residuos y garantizar que el depósito incluido en el CTR será sólo de "rechazos", única forma de que existan garantías ambientales suficientes y de desarmar argumentos de los detractores a este o a otros proyectos similares. Este modelo se ha demostrado viable en otros lugares y en nuestra propia provincia con el desarrollo del Plan Piloto de recogida selectiva, en el que junto a Ecologistas en Acción participó la propia Consejería de Medio Ambiente, el Ayuntamiento de Salamanca y la Diputación Provincial, proyecto que el Director General de Calidad Ambiental calificó como de "rotundo éxito".

Finalmente la organización ecologista se atreve a sugerir a la Consejera de Medio Ambiente que no abra nuevos frentes en relación con el CTR de Gomecello ya que si de "negativa" hay que valorar alguna actuación en este sentido esta ha sido el papel jugado por las propias Administraciones. La situación insostenible de los residuos en la provincia de Salamanca (que ha servido de argumento a la Consejería para optar por estos atajos procedimentales) no es de ahora y Ecologistas en Acción lleva años denunciando la dejadez y falta de previsión de las distintas administraciones implicadas y singularmente de los ayuntamientos. Si se hubiera abordado a tiempo y con serenidad el modelo de gestión de los residuos y la planificación de las infraestructuras precisas, es muy probable que se hubieran prevenido conflictos y se habría evitado la actual situación de caos de las basuras. Años en los que las únicas organizaciones sociales que venían reclamando una solución a este problema eran, como ahora, las organizaciones ecologistas.