Aparcamiento en el Hospital de la Trinidad: pelotazo urbanístico

Estacionamientos y Servicios está a punto de concluir la construcción de un aparcamiento subterráneo de 361 plazas en los jardines del Hospital de la Santísima Trinidad. Se consumará así un error urbanístico
sin precedentes, impidiendo que este espacio se convirtiese en equipamientos públicos en un futuro. En su lugar se han destruido los jardines y se prevé densificar con nuevos bloques de viviendas un barrio con graves carenciasurbanísticas.

Ecologistas en Acción mantiene que el aparcamiento proyectado en los jardines del Hospital de la Trinidad encubre en realidad un "pelotazo" urbanístico por importe de unos 30 millones de euros y por ello han
recurrido, sin éxito por ahora, los distintos actos administrativos que se han venido dando desde el Ayuntamiento de Salamanca en este sentido: la modificación puntual del vigente Plan General de Ordenación Urbana que recalifica los terrenos, el Proyecto de Actuación Urbanística que permite construir 130 viviendas de lujo y locales comerciales en la trasera del Hospital, o el Pliego de Condiciones para la construcción del aparcamiento.

La consulta del Registro de la Propiedad ha permitido constatar que ya en 1996 el Patronato de la Fundación del Hospital (con 7 patronos laicos y 7 eclesiásticos) había cedido una parte de la parcela (la lindera con
las paredes medianeras de los edificios de la C/ Alarcón) a la Inmobiliaria "Palco 3" como compensación por una serie de obras realizadaspor dicha empresa en el Hospital. El valor reconocido por dicha parcela
no se explica si no es por la certeza de que existiría una reclasificación urbanística que permitiera construir viviendas, y así se hace constar. Dicha Inmobiliaria ha realizado operaciones de venta anticipada de las futuras viviendas de la Trinidad desde 1998, como han recogido los medios de comunicación.

Así pues el Patronato ha tratado de conseguir la reclasificación por parte del Ayuntamiento y para ello encontró un aliado en Jesús Encabo que trató de justificar la operación con la construcción de un aparcamiento, aunque de lo que se trata es de meter dinero en el bolsillo de esta Fundación. La ubicación de un aparcamiento en el Hospital de la Trinidad se sugiere en el "Informe sobre aparcamientos al servicio del recinto histórico" elaborado por el ingeniero redactor de la Revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Salamanca, Jesús Rodríguez Martínez, en junio de 1997. En octubre de ese año comienzan las negociaciones entre el Ayuntamiento y el Patronato de la Fundación del Hospital que se prolongan durante muchos meses, dadas las pretensiones del Patronato. La operación urbanística precisaba una descatalogación de la parcela y por ello se convirtió en una de las modificaciones del Plan General de Ordenación Urbana que el concejal Jesús Encabo promovió en junio de 1999, junto con la
construcción de un Hotel en el Huerto de Las Claras, las transferencias de edificabilidad "fantasma" desde el Cementerio y el Campo de Tiro, y otras. Finalmente el Ayuntamiento de Salamanca firmó con el Patronato de la Fundación del Hospital de la Santísima Trinidad un Convenio urbanístico el 2 de marzo de 2001 que, como es sabido, permitirá a dicha Fundación, una vez que se aprobó el Proyecto de Actuación Urbanística, edificar 130 viviendas de lujo y locales comerciales en la parte trasera del Hospital. Además el Ayuntamiento dona una parcela al Patronato en la zona de La Platina para edificar una residencia privada para tercera edad. A cambio se cedió el uso de los jardines delanteros para construir en ellos un aparcamiento subterráneo de uso público. El Ayuntamiento gobernado por el PP ha tratado de hacer creer a la opinión pública que la ciudad obtenía un beneficio de la reclasificación urbanística en forma de un jardín y un aparcamiento.

Por cierto que el Patronato, cuando firma dicho Convenio, YA NO ERA PROPIETARIO de toda la parcela, puesto que había cedido una parte a "Palco 3", lo cual plantea una duda de legalidad.

Ecologistas en Acción considera que NO era imprescindible situar el aparcamiento subterráneo en los jardines, que se han destruido de manera irreversible, donde el acceso además será tortuoso y quizá ocurra como en el resto de aparcamientos existentes, cuya ocupación está bajo mínimos. En todo caso existían otras alternativas como el subsuelo de la Avenida de Villamayor (la construcción del aparcamiento en la Avenida de Reyes de España por parte de la misma empresa ha demostrado que es posible aprovechar
un espacio reducido debajo de una avenida) o la plaza del Maestro García Bernal, frente al Colegio Victoria Adrados. Por todo ello concluimos que el aparcamiento se ha convertido en una simple coartada para especular en los terrenos del Hospital, donde en todo caso se debería ubicar la residencia de tercera edad y no unos bloques de viviendas.

Ecologistas en Acción cree que el Ayuntamiento debió negociar con el Patronato para preservar la integridad de los jardines del Hospital y recuperar para uso público la parte trasera, sólo entonces habría tenido sentido que se le diesen a la Fundación compensaciones económicas como las que se le pretenden dar ahora a cambio de nada.

OTRO REGALO AL PATRONATO: UNA PARCELA MUNICIPAL PARA HACER UNA RESIDENCIA PRIVADA.

Ecologistas en Acción recurrió también la cesión gratuita realizada por el Ayuntamiento de Salamanca a la Fundación del Hospital de la Santísima Trinidad de una parcela de 3.141,5 metros cuadrados propiedad municipal sita en el Sector 61 "La Plata" (zona de La Platina, junto al futuro puente de Tejares) para que dicha entidad pueda construir una residencia para la tercera edad. La cesión que se presenta como una obligación contraída por el Ayuntamiento de Salamanca con el Patronato de la Fundación del Hospital
de la Santísima Trinidad mediante el Convenio urbanístico firmado en marzo de 2001 entre ambas entidades.

En la estipulación 3ª del Convenio se incluye el compromiso del Patronato de "...garantizar el acceso preferente de los vecinos de Salamanca a la futura residencia de mayores y a colaborar con el Ayuntamiento en la asistencia a personas mayores." Esta redacción del Convenio en absoluto garantiza que la parcela que se prevé ceder vaya a destinarse a fines de interés social, dado que, como es sabido, una residencia de tercera edad puede ser un lucrativo negocio.

Ecologistas en Acción recuerda que la cesión de bienes del Patrimonio público de suelo viene regulada por los artículos 125 y 127 de la Ley 5/1999 de 8 de abril de Urbanismo de Castilla y León. De acuerdo con
esta regulación, en concreto el artº 127.b debe acreditarse que la cesión se realiza a entidades sin ánimo de lucro y para fines de interés social que, además, según el artº 125.e deben estar previstos en el planeamiento. El Informe urbanístico firmado por el Gerente del Patronato Municipal de la Vivienda que se incluye en el expediente de cesión no aclara en absoluto que los fines a los que se destinaría la parcela que se pretende ceder estén previstos en el planeamiento.

Por otra parte es notorio que el Patronato de la Fundación del Hospital de la Santísima Trinidad está desarrollando operaciones urbanísticas que, en apariencia, están lejos de los fines benéfico-sociales
y en cualquier caso de la ausencia de ánimo de lucro que se le supone a una Fundación. La Consejería de Bienestar Social de la Junta de Castilla y León ha debido autorizar algunas de estas operaciones incluso variando los Estatutos de la Fundación que pondrían en cuestión el carácter de "entidad privada sin ánimo de lucro" que es condición indispensable, según el Artº 127.b de la Ley 5/99 para que se pueda producir una cesión de bienes del patrimonio municipal. Este extremo debe aclararse suficiéntemente mediante una investigación que incluya una consulta a la Consejería de Bienestar Social y no símplemente la realizada al Patronato de la Fundación interesada, como se ha hecho.

Finalmente debe atenderse a la interpretación legal que realiza el Interventor Municipal en su Informe de 27 de abril de 2001, que se incluye en el expediente, en el sentido de que no se podrá realizar cesión alguna
del Patrimonio público de suelo en tanto exista "deuda pendiente de liquidar" por el Ayuntamiento de Salamanca. Es decir, mientras existan obligaciones pendientes de pagar el Ayuntamiento, cuyas dificultades económicas son notorias, no podrá ceder gratuitamente ningún bien patrimonial y mucho menos para un fin indeterminado, como es el caso, y a una entidad cuya carencia de ánimo de lucro está por demostrar. Por todo ello Ecologistas en Acción pide al Ayuntamiento de Salamanca que renuncie a la pretensión de ceder una parcela municipal a la Fundación del Hospital de la Santísima Trinidad.