Expropiación forzosa para instalación de tubería de vertido

La Junta de Andalucía ha iniciado expediente de expropiación forzosa por la vía de urgencia para la ocupación de los terrenos por donde transcurrirá la tubería de vertido de “Cobre las Cruces” hasta el Guadalquivir a la altura de La Algaba.

La Junta se decanta así por el trazado propuesto por la empresa “Cobre las Cruces” para las tuberías del vertido de la Mina Las Cruces desoyendo las demandas del Ayuntamiento de La Algaba que propone en el P.G.O.U. , que acaba de ser aprobado en su fase inicial, un trazado alternativo que aleja las tuberías del casco urbano.

Ecologistas en Acción se va a oponer a la expropiación mediante la presentación de alegaciones al expediente de expropiación, sumándose a las alegaciones presentadas por el colectivo de vecinos afectados, a las de la asociación de vecinos Torre del agua de La Algaba y a las del propio ayuntamiento de La Algaba.

En sus alegaciones, Ecologistas en Acción expone que la tubería de vertido que justifica la expropiación es ilegal ya que carece del preceptivo Estudio de Impacto Ambiental que se exige a este tipo de construcciones en la Ley de Protección Ambiental de Andalucía en la que se lee que estarán sometidas a evaluación “obras marítimo terrestres: construcción de emisarios para el vertido de aguas residuales urbanas o industriales al mar”. El vertido a esta altura del Guadalquivir es a todos los efectos un vertido al mar ya que El Guadalquivir aguas abajo de la Presa de Alcalá es dominio público marítimo-terrestre por su influencia mareal.

La empresa “Cobre las Cruces” presentó a evaluación ambiental el proyecto de la mina pero en el mismo no se hacía referencia a los emisarios del vertido por lo que se trata de una obra ilegal.

El vertido que se pretende realizar al Guadalquivir supone aportes de 15 kilos al año de mercurio y más de 75 kg/año de arsénico, metales pesados de máxima toxicidad que afectarán a las producciones agrícolas y pesqueras del bajo Guadalquivir y a los ecosistemas acuáticos del estuario y las marismas.

Para Ecologistas en Acción una vez más la Junta antepone los intereses de la empresa “Cobre las Cruces” a los de los ciudadanos, facilitándole por la vía de la expropiación el vertido de cantidades ingentes de metales pesados, en lugar de exigir una depuración completa que permita la reutilización en la planta de las aguas residuales y conseguir así el vertido cero.