Destrucción de bosque mediterráneo en Castellar

Eciologistas en Acción preguntará al Director General de la Cuenca Mediterránea Andaluza, Antonio Rodríguez Leal, por la obra que se está llevando a cabo en Castellar, consistente en destrozar decenas de hectáreas de bosque mediterráneo para introducir una tubería de 1 metro de diámetro para llevar agua a Jimena y la Costa del Sol.

Parece ser, que el plazo estimado de ejecución es de tres meses, y que forma parte del decreto por el que se regulan medidas excepcionales ante la situación de sequía en 18 municipios, concretamente en la capital, la Costa del Sol Occidental y el Valle del Guadalhorce.

Hay que recordar que la demanda de riego provocó que a finales de julio de 2005 desapareciera el caudal en el tramo próximo a la desembocadura, desde San Martín del Tesorillo hasta la playa, muriendo mas de 10.000 peces.

Ante la situación de sequía actual que persiste en la Costa del Sol, la Agencia Andaluza del Agua, estudia alternativas de suministro como esta, pero no frena la construcción insostenible de la Costa del Sol y el Campo de Gibraltar.

Se entendería que el objetivo principal de estas actuaciones es transferir desde el sistema de Guadarranque el mayor caudal posible, utilizando para ello la conducción Guadiaro-Guadarranque, hacia el río Guadiaro en su tramo final y posibilitar el transporte de caudales de agua tratada hacia la Costa del Sol Occidental, partiendo de la futura ETAP de Arenillas y conectando con la impulsión actual desde los pozos del río Guadiaro hacia el depósito de San Enrique, paliando así la difícil situación que se crearía en la zona occidental de Málaga si persiste la escasez de precipitaciones.

Según tenemos entendido, esta actuación forma parte de los trabajos de emergencia previstos en el Decreto de Sequía, unas obras declaradas de interés general de la Comunidad Autónoma y que cuentan con un presupuesto superior a los 35 millones de euros. A esta inversión en materia de infraestructura hay que sumar los más de 12 millones de euros que la Consejería de Medio Ambiente invirtió antes de la entrada en vigor del decreto para la puesta a punto de los pozos de emergencia y la conexión de la Costa del Sol Occidental con el Campo de Gibraltar.

Por ello, Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar exige a la Consejería de Medio Ambiente y a la Agencia Andaluza del Agua seriedad ante estos proyectos faraónicos que destrozan nuestro patrimonio forestal y desnudan un Santo, para vestir otro.