500 firmas de vecinos afectados por la contaminación en Villa Luz

Ecologistas en Acción de Cuenca ha enviado ya un total de 500 firmas de vecinos de los barrios de Villa Luz y aledaños, afectados por la contaminación proveniente de dos fábricas del Polígono de Los Palancares. Así a las trescientas firmas enviadas hace quince días, se sumaron doscientas más la pasada semana. Junto con las firmas, los vecinos solicitan a los candidatos a la alcaldía un compromiso de traslado urgente de las instalaciones más contaminantes, por suponer un grave riesgo para la salud.

Son tres los candidatos que se han dirigido ya a Ecologistas en Acción para manifestar algún tipo de compromiso en la solución del problema.

El primero en dar una respuesta fue el candidato de Independientes por Cuenca, Antonio Melero, el pasado día 15 de mayo. Esta formación se compromete a trabajar desde el Ayuntamiento para facilitar los trámites del traslado, constituyendo una Junta de compensación para indemnizar a los propietarios y conseguir suelo industrial. Quieren además evitar que este proceso se convierta en una nueva maniobra especulativa.

El pasado 19 de mayo llegaba la contestación de Izquierda Unida de Cuenca. Esta formación política, por medio de su candidato Ángel Luis Castellano, apoya la propuesta de vecinos y ecologistas pero haciendo especial mención a que el traslado vaya acompañado del mantenimiento de los puestos de trabajo y pide que no se recalifique como urbanizable el suelo donde están ubicadas estas industrias, hasta que no estén efectivamente instaladas en otro lugar.
En cuanto al Partido Popular, por medio de llamada telefónica de Jesús Cordente, -el miércoles 21- adquiere el compromiso de realizar un control exhaustivo de las emisiones contaminantes de estas instalaciones, así como a estudiar el aspecto del traslado y las posibles indemnizaciones.

Como quiera que ninguno de los candidatos se ha comprometido en plazos de tiempo, desde Ecologistas se ha insistido en la necesidad de establecerlos, en especial para la Planta asfáltica de Hormigones Cuenca. Hay que tener en cuenta que una instalación como esta, clasificada en el grupo A, las de mayor peligrosidad del Decreto 833/1975 (que desarrolla la Ley 38/1972 de Protección del Ambiente Atmosférico) no puede estar junto a viviendas. La distancia mínima para este tipo de instalaciones que establece la citada normativa es de 2.000 metros. Hormigones Cuenca está a unos 150 metros de Villa Luz y además a una cota más baja que los bloques de viviendas, con situación de inversión térmica etc., convirtiendo el aire en irrespirable.

Al mismo tiempo es imprescindible el que se realicen las mediciones de vertidos de humos, polvos, gases y vapores de las instalaciones en cuestión, así lo establece el artículo 16 de la Orden de 18 de Octubre de 1976 sobre prevención y corrección de la contaminación industrial de la atmósfera. Sin que existan estas mediciones las empresas funcionarían ilegalmente, como es el caso de Hormigones Cuenca, que ha sido instalada y posteriormente ampliada sin someterse a estos controles. Así se puede acreditar con informe de la propia Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de Diciembre de 2001. (Documento a disposición). Estas mediciones para empresas como la planta asfáltica de Hormigones Cuenca son preceptivas como mínimo cada dos años.