Alegaciones contra doce antenas de Airtel-Vodafone

Ecologistas en Acción de Salamanca ha presentado en el Ayuntamiento alegaciones contra la legalización de 12 estaciones de telefonía móvil solicitada por Airtel-Vodafone, mediante procedimiento de licencia de actividades clasificadas. En realidad las estaciones ya llevan en funcionamiento varios años y la empresa pretende legalizarlas pues carecen de licencia de actividades clasificadas.

Ecologistas en Acción, en base a las alegaciones presentadas, solicita que no se autoricen dichas instalaciones, salvo la situada en el Recinto Ferial, por que de hacerlo, el Ayuntamiento, estaría legalizando unas estaciones de telefonía que han incumplido los plazos, tanto de adaptación a la Ordenanza Municipal sobre instalaciones de comunicaciones como la obligación de retirada de 6 de ellas por estar a menos de 50 metros de zonas sensibles: Paseo de Carmelitas, 20-28; C/ Padre Cámara, 18-20; Paseo de Canalejas, 128-130; C/ Maestro Lleó, 7-9 -por estar a menos de 50 respecto de zonas sensibles- y de C/ Prior, 7 y C/ Corral de Guevara, 3-5 y C/ Prior, 7 -por estar ubicadas en el recinto histórico.

En su lugar, Ecologistas en Acción solicita se inicien los procedimientos sancionadores y se proceda a la retirada de todas las instalaciones por haber incumplido el plazo de cuatro meses de adaptación a la Ordenanza y por negarse, con premeditación, a la retirada de las antenas próximas a lugares sensibles: centros sanitarios, escuelas y de mayores. Sería una burla al resto de ciudadanos, que cumplen con sus obligaciones, que el consistorio premie a quien se burla de la normativa en vigor con la concesión de licencias. En su día el Ayuntamiento requirió a la citada empresa para que retirase 4 de ellas sin que la empresa haya obedecido dicho requerimiento

Además, Ecologistas en Acción hace un llamamiento al consistorio a que tenga en cuenta el principio de precaución y regule el establecimiento de unas distancias mínimas respecto de edificios habitados y reduzca el nivel máximo de emisión a 0,1 W/cm2 , actualmente se permiten unos límites 10.000 veces superiores. Señalan que la inquietud entre la población va en aumento, tanto en nuestro país como en el resto del mundo por la sospecha sobre el aumento de casos de cáncer en las inmediaciones de estas instalaciones. Así mismo se basan en la preocupación mostrada por un numeroso colectivo de profesionales de la medicina en ejercicio de Alemania que han suscrito el “Llamamiento de Friburgo” en el que alertan sobre la estrecha relación entre el aumento significativo de diversas enfermedades, entre ellas el cáncer y la leucemia, y la existencia en las proximidades de una fuente de ondas electromagnéticas.