Destruyen nidos de aves protegidas en la Laguna de Torrox

Ecologistas en Acción de Jerez denuncia la destrucción de nidos de diversas especies de aves acuáticas protegidas en la laguna de Torrox por parte de la empresa que realiza obras en la zona.

La semana pasada una excavadora penetró en la lámina de agua destruyendo la vegetación acuática existente y con ella los nidos de aves que allí se encontraban. Avisados por vecinos de la zona miembros de Ecologistas en Acción se personaron en el lugar de los hechos pudiendo comprobar la destrucción del cinturón de vegetación que cubría una de las dos partes en las que han dividido la lámina de agua y el impacto sobre la avifauna.

Entre las especies presentes en la zona se encuentran Avocetas, Cigüeñuelas, Ánades reales, Ánades frisos, Porrones comunes, Patos colorados, Fochas comunes, Gallinetas comunes, Charrancitos, etc., habiendo observado ocasionalmente Calamones.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil SEPRONA a cursado la correspondiente denuncia dado que las especies afectadas están protegidas por la ley.

Cualquier persona que se acerque al lugar puede observar a muchas de estas especies acompañadas de sus crías por lo que desde Ecologistas en Acción no se puede entender como la empresa a podido proceder a la destrucción del lugar donde nidificaban y se protegían muchas de estas aves. Sobre todo si tenemos en cuenta que la vegetación destruida, Enea principalmente, es la propia de lagunas no teniendo ninguna repercusión negativa.

Ecologistas en Acción Jerez ha enviado sendos escritos a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y a la Delegación Municipal de Medio Ambiente denunciando los hechos, exigiendo que se sancionen a los responsables y pidiendo que hagan un seguimiento de este espacio y de la fauna que alberga para prevenir cualquier nuevo impacto que se pudiera producir. A si mismo se pide que las futuras actuaciones que se lleven a cabo se hagan con criterios ambientales favoreciendo la presencia de estas y otras especies.

Las actuaciones llevadas a cabo en la antigua laguna de Torrox, presentadas a la opinión pública como la recuperación de una laguna, no se pueden considerar como la restauración de un ecosistema natural. La cantidad de elementos impropios de un humedal que se están colocando, el empleo en el ajardinamiento de la zona de especies vegetales exóticas, el manejo del agua sin criterios ambientales, etc., convierten este espacio en un estanque más o menos naturalizado pero no en un ecosistema. A pesar de ello las condiciones existentes en la actualidad, agua, alimento y hasta hace unos días vegetación, han propiciado que las especies antes mencionadas se sientan atraídas por este lugar, especialmente en un año donde las precipitaciones son escasas.

La legislación protege no solamente a las especies también hace lo propio con sus lugares de alimentación, descanso, reproducción, etc., por lo que una vez presentes estas en un determinado espacio las distintas administraciones públicas tienen la obligación de garantizar su protección.