Extrañas circunstancias de la muerte del oso “Vivaldi” en El Hosquillo

En el mes de mayo, Ecologistas en Acción denunció la desaparición del oso Vivaldi, un macho de unos 5 años de edad, que había vivido durante más de un año en unas condiciones pésimas de cautividad. Tras esta denuncia, la Junta de Castilla - La Mancha reconoció la muerte del oso por gastroenteritis, no sin antes dar otras dos versiones diferentes: en primer lugar su traslado al parque de Cabárceno en Cantabria y, después, su muerte por edad. Debido a estas incoherencias, Ecologistas en Acción reclamó por escrito a la Delegación de Agricultura y Medio Ambiente de Cuenca los correspondientes informes veterinarios, incluyendo el relativo a la necropsia practicada, sin que se recibiera respuesta alguna.

La existencia de indicios que apuntan a que la muerte del oso se produjo por disparo, presuntamente por parte de funcionarios de la Delegación de Agricultura y Medio Ambiente de Cuenca, ha motivado la mencionada denuncia a la Fiscalía, a quien se ha solicitado que investigue los hechos y, de manera especial, localice el paradero de los restos del oso (cabeza, piel, garras y restos óseos). Los hechos denunciados, caso de confirmarse, podrían ser constitutivos, entre otros, de un delito contra la fauna, penado con 3 años de prisión.

Desde 1990 hasta la fecha, se conoce la desaparición de unos 20 osos en la reserva de El Hosquillo, sin que en ningún momento los responsables del Parque hayan facilitado información al respecto, lo que muestra la absoluta falta de transparencia en la gestión de espacio público que alberga numerosas especies protegidas en cautividad.