Alegaciones a la conexión Autovía de Castilla con la IP-5

Ecologistas en Acción, consciente del impacto medioambiental que las obras de la futura conexión de la Autovía de Castilla con la IP-5 portuguesa provocarán sobre el medio natural, viene colaborando con las distintas Administraciones promotoras de estas actuaciones mediante la presentación de alegaciones dentro de los periodos legalmente establecidos de información pública, pretendiendo con ello informar de una manera general de los conflictos y alternativas que merece la conservación de áreas de un altísimo valor natural, hechos que concurren en grado máximo con la Autovía que se pretende construir y la zona de Azaba-Argañán que se verá afectada durante el desarrollo y ejecución de este proyecto.

Es en este contexto en el que Ecologistas en Acción de Salamanca presentó al Ministerio de Fomento, en el mes de enero de 2003, consideraciones previas al Estudio de Impacto Ambiental de esta conexión, y ahora siete meses después vuelve a hacerlo con el Estudio de Impacto Ambiental propiamente dicho, con el fin de que en la Declaración correspondiente se reduzcan o eviten al máximo estos conflictos.

Básicamente las alegaciones presentadas hacen referencia a que desde Ecologistas en Acción no se comparte la discusión que plantea el Estudio sobre la no afección a las ZEPAs/LIC: Campo de Azaba y Campo de Argañán, las cuales para esta asociación son dos zonas indisociables de todo punto, que han propiciado el que se las catalogue, a través de diversas figuras de protección por albergar las especies más emblemáticas y amenazadas de la fauna ibérica (Decreto 439/1990), como Lugares de Interés Comunitario (LICs) de la Red Natura 2000 y zonas privilegiadas de Especial Protección para las Aves (ZEPAs ESO000218 y ESO000202; a las que habría que añadir sus continuidades en la zona portuguesa que el mismo estudio recoge).

Por tanto, Ecologistas en Acción reclama que la totalidad de la zona, y en correspondencia con la Directiva 92/43/CEE o de Hábitats en la que se amparan dichas figuras de protección, es un hábitat continuo y amplio, prioritario en la conservación europea, y contenedor de una importante gama de nichos ecológicos de alimento, estancia y reproducción y cría típicamente mediterráneos. El estudio "olvida" que los hábitats de ambas zonas, en cuanto a terreno físico como a su carácter generador de nichos ecológicos, representan una continuidad ecológica (al margen de la delimitación administrativa). De hecho, Ecologistas en Acción quiere recordar que las Directivas Europeas (Hábitats, Aves,...) amparan a las zonas de nidificación de las especies en trance de desaparición en el territorio de la Comunidad. De hecho, el carácter continuo de los hábitats aparece como criterio prioritario en el anexo II de la Directiva 92/43/CEE, con lo que se impone a los estados miembros de la Unión en su artículo 41 4 que fuera de las zonas de protección los Estados se esforzarán también en evitar la contaminación o el deterioro de los hábitats.

Igualmente Ecologistas en Acción no puede asumir el análisis que sobre la fauna se hace en el estudio, en donde algunas especies no son consideradas (Lobo Ibérico o Águila Imperial), y para otras aparecen contradicciones (al referirse a los informes de la Consejería de Medio Ambiente sobre el Lince y la Nutria) bajo la excusa de que algunas de ellas “llevan muchos años sin ser detectadas”: la presencia de todas estas especies en la zona, medida en términos conservacionistas, es una realidad reconocida por naturalistas expertos y por la propia administración.

Por último, Ecologistas en Acción considera que debería mostrarse un mayor esfuerzo y dedicación preventiva sobre otras formaciones arbóreas que aparecen reflejadas como hábitats de baja capacidad de acogida por la citada Directiva de Hábitats: fresnedas y alisedas en los cursos de agua -del arroyo Azaba en especial-, y las masas de encinar no adehesado -del punto kilométrico 349 en particular. En ambos casos, serán atravesados perpendicularmente por la Autovía con su consiguiente desaparición, daño irreversible dado el excelente estado de conservación de estos bosques, que presentan ejemplares añojos y milenarios, y su importante significación ecológica y paisajística.