No se cumple el Plan de Acción Medioambiental

La Orden del 15 de Septiembre de 2005 establecía medidas de obligado cumplimiento para las empresas de la comarca, sobre todo límites de emisión al conjunto de las instalaciones de combustión del complejo del refino (Refinería CEPSA), la cual debía presentar ante la Delegación Provincial de la Cja. de Medio Ambiente en el plazo de dos meses desde la entrada en vigor de la orden, es decir, en el mes de noviembre de 2005, un Plan de Minimización de las repercusiones ambientales.

En el plazo de seis meses (marzo de 2006), en el art. 5 de la citada Orden se establecen igualmente medidas, mediante un Régimen Sancionador, si estas instalaciones no contaban con una monitorización en continuo de las emisiones de dióxido de azufre, caudal, oxígeno, temperatura, así como la transmisión en tiempo real y en continuo a la Consejería de los gases de cola de las plantas de azufre, mediante la monitorización de todos los parámetros necesarios, la realización de auditorías semestrales. La obligación de los titulares de las refinerías de realizar un informe mensual con el mismo contenido.

En lo referente al funcionamiento de las antorchas, un Programa de vigilancia de los efluentes de las mismas, mediante la instalación de cámaras de vigilancia permanentes, que deberían ser capaces de captar al menos un fotograma por minuto, etc...

Sin perjuicio de ello, días recientes hemos sido receptores de continuas emanaciones de humo por los mecheros (antorchas), demostrándose que la situación no ha mejorado en absoluto.
Por otro lado, también cabe resaltar que CEPSA debería haber cerrado calderas que funcionen con gasóleo y fueloil al construir la Central Térmica de Viesgo Generación; lo que tenemos serias dudas si ha sido ejecutado.

En el mes de marzo solicitamos información a la Consejería sobre el cumplimiento de la Orden, establecida única y exclusivamente por la situación de contaminación en el Campo de Gibraltar. No habiendo a la fecha recibido información alguna, volveremos a solicitarla, anunciando a la vez que de no recibir respuesta rápida y veraz, nos veremos obligados a denunciar por vía legal a al Consejería de Medio Ambiente por silencio administrativo y a las empresas de la comarca afectadas por dejadez en el cumplimiento de la Orden, por la repercusión que esta situación tiene para la salud de los campogibraltareños y para el entorno en general.

Denunciamos, igualmente, el incumplimiento del tan anunciado Estudio Epidemiológico. La Junta de Andalucía no ha cumplido y sospechamos que nunca lo harán, con lo prometido. No se han cogido análisis de orina ni de sangre de los vecinos afectados, no se han hecho estudios de alergias intensivos entre los escolares, no se quiere, en definitiva, destapar la bomba, mientras siguen incentivando las ampliaciones industriales.

Nos hacen pensar que tendremos que comenzar de nuevo con las manifestaciones y las denuncias reiteradas para que nos hagan caso. El próximo lunes tenemos una reunión con la Plataforma Comarcal para el Estudio Epidemiológico en la que trataremos este tema.




Visitantes conectados: 747