Concierto de Sting en el Parque Natural de Gredos

Ecologistas en Acción de Castilla y León no puede entender que sea precisamente la consejería encargada de la protección del medio y de su conservación, la que organice y promueva conciertos como el que pretende realizar en Gredos que incluso observando toda clase de medidas y cautelas, tienen una objetiva incidencia en el lugar en el que se hacen, nadie duda de la necesidad de realizar determinadas infraestructuras para acoger a las diez o doce mil personas que se prevé acudirán al macroconcierto y a los vehículos con los que accedan al lugar, servicios, cerramientos... y todo ello en unos terrenos que se encuentran en el Parque Regional de Gredos. Además, está catalogado como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y como Lugar de Interés Comunitario (LIC), sin olvidar que se integra en la Red Natura 2000.

Para Ecologistas en Acción resulta sorprendente, no solo en este caso, sino en otros muchos que sea precisamente la Consejería de Medio Ambiente la que propicie hechos como este y que se reproducen a lo largo de toda la región, suscribiendo y apoyando toda clase de acciones y proyectos destructores del medio, presas como la de Castrovido, o la de Irueña, estaciones de esquí como la de San Glorio en Palencia y León, y la Covatilla en Salamanca, ambas zonas parque, la carretera de Candeleda a Ramacastañas y una lista incesante... es inquietante la escasa voluntad de la Consejería de Medio Ambiente por ejercer sus competencias en materia de protección medioambiental, dando vía libre a un acontecimiento que puede ser lesivo para el entorno natural de Gredos y mas inquietante aún esa intención de hacer música en la naturaleza en años sucesivos en los mejores lugares de la comunidad.

Ecologistas en Acción aprovecha para denunciar una política de protección de nuestros espacios meramente propagandística, visual, de lucimiento e inauguraciones y alejada de las realidades de cada espacio, pendiente de crear focos de atracción turística de masificaciones y en consecuencia de operaciones urbanísticas.

Ecologistas en Acción entiende que existen en la comunidad cientos de lugares con capacidad y posibilidades de albergar el concierto, sin poner en peligro una zona protegida.

Ecologistas en Acción junto con otros colectivos se ha dirigido al artista a fin de que a la vista del lugar escogido por los organizadores, renuncie al concierto, no tienen sentido dedicar la recaudación o parte de ella a proyectos de recuperación si para ello se pone en peligro una zona que no debe degradarse, que ha preparado.