Cuarenta años de polución

Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente ha participado en diversos actos que se han venido desarrollando desde hace unos días en distintas partes del territorio español.

Miembros de la asociación denunciaron en Madrid las nefastas consecuencias ambientales y sociales del urbanismo sin control en España y solicitaron a todos los Presidentes de Comunidades Autónomas y al Gobierno que impidan la especulación urbanística, en una Concentración celebrada en la Plaza de España de Madrid.

Cabe resaltar que a nivel nacional, entre 1990 y 2000, el suelo urbanizable en España aumentó 170.384 hectáreas, lo que supone el 25% del territorio.

En este mismo periodo se perdieron 239.248 hectáreas de suelo forestal. Así como que en el 2005 se batieron todos los record de construcción llegando a las 800.000 viviendas.

La construcción ha pasado a convertirse en uno de los principales negocios y el motor económico del país; sólo en 2005 la construcción significó en España el 40% del aumento del empleo total de la economía y el 33% del crecimiento del PIB. Sin que ello signifique mejorías a nivel de acceso a la vivienda, puesto que en España el acceso a la vivienda sigue siendo uno de los principales problemas sociales.

La figura de espacio natural protegido ya no es garantía de supervivencia, los gobiernos autónomos modifican los límites, revisan la normativa, autorizando viviendas, grandes infraestructuras, estaciones de esquí, puertos deportivos, etc. Pero las repercusiones no son sólo ambientales, ya que el patrimonio cultural, histórico y arquitectónico también se resiente.

Asociado a esta vorágine constructiva surgen los problemas de corrupción en la mayoría de las administraciones. En este contexto las irregularidades urbanísticas son constantes.

Los derechos de los ciudadanos se pisotean y los informes ambientales negativos se convierten en positivos.
Los Ayuntamientos ocultan información urbanística y son numerosos los casos de prevaricación y delito urbanístico cometidos por responsables municipales. A pesar de las denuncias, la impunidad es escandalosa.

Otros miembros se han presenciado ante las puertas de la Casa Rosa (sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía) se ha puesto ímpetu en ir contra la política de especulación urbanística que está destruyendo el litoral andaluz: “Ni especulación, ni corrupción - En defensa del litoral andaluz” ha sido el lema.

A tales efectos, se ensambló una playa con arena, sombrillas, neveras, esterillas, etc. a fin de advertir que de seguir la especulación este avance desenfrenado, a corto plazo tendremos que ir a playas artificiales dentro de las ciudades.

En Andalucía se necesita que se tomen decisiones políticas eficaces y eficientes en pro del medio ambiente y no en su contra.

La Junta de Andalucía posee las competencias exclusivas en materia de ordenación del territorio, y por ello debe actuar de forma decisiva impidiendo la proliferación de grandes urbanizaciones que recalifican millones de metros cuadrados de suelos protegidos agrícolas o forestales; incluso yendo contra la capacidad de carga del territorio.
Resaltándose que cada año miles de viviendas se construyen en Andalucía, (mayoritariamente en el litoral), ocupando millones de metros cuadrados de suelos, sin tener verdaderamente en cuenta los valores ecológicos de muchos de ellos

También se participó de la Concentración “Por una Justicia Social y Medioambiental”, el pasado día 28 de Mayo ante el Parlamento de Andalucía en Sevilla.

En este caso se puso énfasis en que los ciudadanos estamos verdaderamente cansados de no ser escuchados ante las distintas administraciones (desde municipales, pasando pro las provinciales, autonómicas y estatales), así como tampoco tenidos en cuenta por los distintos gobernantes (del color que sea), cegados por la actuación de "empresas", que no contemplan ni los más mínimos requisitos Ambientales ni Sociales.-

Por último, y no por ello menos importante, a nivel del campo de Gibraltar se celebró una concentración ante la Subdelegación de la Junta en Algeciras, cuyo gran objetivo y solicitud se trataba de que se ejecute YA un estudio epidemiológico en la zona.

Ante la pasividad que ha demostrado la Junta de Andalucía ante el reclamo ya “histórico” del citado estudio, se reitero un Estudio Epidemiológico serio, imparcial, global, con plazos y no fragmentado en pequeños estudios, con el objetivo prioritario de que se determinen las causas por las cuales en esta Comarca se muere antes y en mayor cantidad que en el resto de España, además de albergar el mayor índice de cáncer de toda la Península Ibérica.