Admitida la denuncia contra la Junta por no informar sobre la contaminación

La Comisión Europea ha admitido a trámite la denuncia que Ecologistas en Acción presento el pasado 14 de julio contra la Junta de Castilla y León por incumplimiento del derecho comunitario, al no informar a la población sobre los niveles de contaminación atmosférica que registran las 66 estaciones de control que funcionan en la Comunidad Autónoma. De esta forma, la Consejería de Medio Ambiente deberá explicar por qué no publica los datos de contaminación ni informa a los afectados cuando se superan los niveles de información o de alerta, como ha sucedido en 2001, 2002 y 2003.

Ecologistas en Acción considera que, el Gobierno regional está vulnerando al menos 4 Directivas Comunitarias, 3 sobre calidad del aire y la Directiva sobre derecho de acceso a la información medioambiental. Estas normas obligan a las autoridades regionales a informar a la población sobre los niveles de contaminación atmosférica con una periodicidad mínima horaria, lo que en la práctica supone la necesidad de contar con una página en Internet donde de forma automatizada se reflejen los datos suministrados por cada estación hora a hora y día a día.

Esta es la forma en la que informan a su población los Gobiernos de las Comunidades Autónomas de Andalucía, Cataluña, Madrid y Valencia, que disponen de páginas web con abundante información en línea en tiempo real. Sin embargo, la página web de la Junta de Castilla y León se limita a reflejar los promedios diarios por estación y contaminante única y exclusivamente del día anterior al de la consulta, datos que ni siquiera se actualizan todos los días. En estas condiciones, la información facilitada por las autoridades regionales es completamente inoperante.
Esta notificación coincide con la publicación por la Comisión Europea http://air-climate.eionet.eu.int/databases/o3excess/o3_excess2003.html) de las superaciones del umbral de información a la población por ozono acaecidas el pasado verano. Así, se confirma que en al menos 11 estaciones de control de la contaminación de las 35 que miden ozono se superó el umbral de información a la población, establecido en 180 ug/m3 (microgramos por metro cúbico) como media horaria. Las superaciones alcanzaron cerca de 50 horas, una cifra no alcanzada desde 1996, sin que por parte de las autoridades autonómicas ni municipales se procediera a advertir como es preceptivo a las personas más sensibles a la contaminación atmosférica, tales como niños, ancianos o personas con problemas respiratorios, de que evitaran cualquier esfuerzo físico y los ejercicios al aire libre.

Ecologistas en Acción ha reiterado ayer por tercera vez, ante la falta de respuesta, una petición de reunión al nuevo Director General de Calidad Ambiental de la Junta de Castilla y León, José Antonio Ruiz Díaz, para analizar la situación actual de mala calidad del aire en la región y las iniciativas de su departamento para solucionar el problema. En contraste, los ecologistas se reunirán el viernes 24 de octubre con la Directora de la Agencia de Protección de la Salud de la Junta de Castilla y León para pedir la creación de un servicio regional de Sanidad Ambiental que estudie las repercusiones de la contaminación sobre la salud pública.