Castilla y León autoriza un camino fuera de sus competencias

Ecologistas en Acción ha conocido la RESOLUCIÓN de 30 de marzo de 2006, de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Soria, publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León el 18-4-06, por la que se hace pública la Declaración de Impacto Ambiental sobre proyecto de instalación del parque eólico «Sierra Ministra», en el término municipal de Medinaceli (Soria), promovido por Promociones Energéticas Ecológicas, S.A.

En dicha Resolución se aprueba que los caminos de acceso serán por Bujarrabal (Guadalajara). Esta afirmación constituye una violación de las competencias territoriales autonómicas y desde Ecologistas en Acción lo hemos puesto en conocimiento de la Consejería de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha para que sea publicado en los medios provinciales, y poder presentar alegaciones, independientemente de si el proyecto debe ser sometido a Evaluación de Impacto Ambiental en nuestra comunidad.

Este parque eólico, aprobado en Castilla y León, afecta a 15 comunidades vegetales básicas catalogados en la Directiva Hábitat 92/43/CEE, a repoblaciones de pino laricio, a quejigares, encinares, al área de reproducción de la alondra de dupont, águila real y buitre leonado, así como a 19 yacimientos arqueológicos catalogados y varias vías pecuarias.

Aun así se ha aprobado, mientras en la Comunidad de Castilla-La Mancha, la propuesta de Iberdrola en Horna-Bujarrabal "Sierra Ministra" (Guadalajara), fue rechazada por el alto impacto negativo.

Si a todas estas afecciones, unimos que la franja afectada por el parque eólico, es una de las principales vías de paso de aves migratorias de nuestro país, estamos hablando de un grave impacto ambiental que desde la Consejería de Medio Ambiente de Castilla y León se ha permitido, ocasionando daños irreparables, a la flora, la fauna y el patrimonio arqueológico. Estas afecciones no las salva ninguna medida correctora, como se justifican todas las Declaraciones de Impacto Ambiental que se hacen en ambas comunidades autónomas. Hay ecosistemas o lugares tan frágiles y sensibles, que ninguna medida correctora impide su irreversibilidad.

Ecologistas en Acción denuncia asimismo la falta de coordinación y de coherencia a la hora de aprobar proyectos en Castilla-La Mancha y Castilla y León, ya que los proyectos que son inviables para una comunidad autónoma lo son viables para la otra a escasos metros de distancia, y viceversa. Sirvan como ejemplo los siguientes:

1.- Sierra de Pela: mientras en Guadalajara es Lugar de Interés Comunitario, en Soria se han parado decenas de aerogeneradores.

2.- Maranchón: mientras en Soria es Lugar de Interes Comunitario, Guadalajara lo convierte en el mayor parque eólico de Europa.

3.- Sierra Ministra: mientras Soria autoriza un parque eólico con alto impacto ambiental, Guadalajara lo desestimo por el alto impacto ambiental y la presión de los vecinos.

4.- Altos de Barahona: mientras en Miedes (Guadalajara) se autoriza parque eólico, en Soria está protegida la planicie.

Este es el resultado de una política ambiental fracasada, que lo que conlleva es una estructuración de los ecosistemas, infravalorando sus características ecológicas y naturales.




Visitantes conectados: 536