El Concejal de Medio Ambiente de Salamanca se boicotea a sí mismo

Araújo, el todavía Concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Salamanca, lamentaba en declaraciones públicas este pasado lunes que Ecologistas en Acción de Salamanca viniera desarrollando una campaña de desprestigio hacia su persona y una especie de boicot hacia la política medio ambiental del departamento que con tanto empeño, e interés, dirigen por él Fomento de Construcciones y Contratas, Eulen y las compañías de telefonía móvil Telefónica de España, Amena y Vodafone, principalmente.

A juicio de la organización ecologista es más bien el propio Concejal el que lamentablemente se boicotea a sí mismo y un somero repaso a las últimas actuaciones de su Concejalía así lo demuestran.

Por ejemplo, y atendiendo al marco en el que realizó estas polémicas declaraciones, la presentación de una campaña en relación con el abandono de animales de compañía. Ecologistas en Acción recuerda que fue la llegada a la Concejalía de Medio Ambiente de Araújo la que marcó la eliminación por decisión personal de este Concejal de la colaboración que desde hacía años venían manteniendo con el Ayuntamiento tanto la organización ecologista como la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Salamanca en estas campañas de concienciación en favor de la adopción de animales de compañía y en contra del abandono de mascotas, o de identificación de animales de compañía. Es decir que fue Araújo quien boicoteó esta fructífera colaboración.

Igualmente, y en relación a la política de parques y jardines, su mejor tarjeta de presentación viene a ser, una vez más, una nueva tala injustificada de arbolado maduro en nuestra ciudad, en este caso en la Plaza de San Justo, o la polémica en torno al parque inaugurado y todavía año y medio después cerrado al público de Huerta Otea. Tanto se boicotea el Concejal a sí mismo que después de haber anunciado el 3 de abril su apertura para finales de ese mismo mes, se tuvo que corregir el 8 de mayo fijándola para el día 15, para finalmente rectificar de nuevo el pasado día 2 de junio y reconocer que no puede dar una fecha de apertura. Y todo ello aderezado con declaraciones en las que manifiesta que en materia de parques y jardines “Sobrepasamos ya los dos millones de metros cuadrados de zonas verdes, por encima de la media nacional y de los índices recomendamos por los organismos internacionales”, cuando la organización ecologista, y cualquier ciudadano, para poder tener acceso a la Memoria e Inventarios de esta Concejalía tienen que recurrir al Procurador del Común. Malgastar dinero público, en beneficio de Eulen, para el mantenimiento de Zonas Verdes de Atención Preferente como considera la Concejalía a la Calle Santander, la Puerta Zamora, la Plaza de Juan XXIII, la Calle Bordadores y un largo etcétera es un autoboicot injustificado por el cual debería ser cesado.

Por último, la única campaña de desprestigio en vigor es la que viene desarrollando el propio Concejal Araújo contra organizaciones como Ecologistas en Acción, con el envío de cartas a los ciudadanos en relación con la alarma social generada por las antenas de telefonía móvil, por cierto financiadas con dinero público, en las que además de ofrecer información falsa y que por lo tanto no “cuela” entre los afectados, miente sobre esta organización sabiendo que es absolutamente falso que Ecologistas en Acción de Salamanca haya afirmado en ningún informe que “este tipo de emisiones,..., no causan efectos adversos para la salud”. Tan falso como que Ecologistas en Acción no ha emitido ningún informe al respecto, ya que se limita a citar estudios e investigaciones de científicos y entidades de contrastada solvencia científica. Tanto se boicotea a sí mismo Araújo que la impresentable carta lleva su firma de puño y letra. Cuestión esta que por otro lado es de agradecer ya que al menos en esta ocasión no está siendo enviada en forma de anónimo.