Programa Urgente de Actuaciones para el río Adra

El Río Grande de Adra, se ha convertido en un espacio donde no existe la Ley, ante la ausencia de la autoridad de las distintas administraciones y muy especialmente del organismo de cuenca, en los últimos años, se suceden los atentados y problemas debido a las actuaciones de algunos propietarios y usuarios, y la ineficacia de las administraciones.

La situación que vive el Río Grande de Adra es absolutamente insostenible, pues ante la dejadez de las administraciones algunos ciudadanos están actuando de una forma salvaje como ocurre con la “limpieza” del río, dragando el cauce con maquinaria pesada destruyendo así todo el ecosistema, favoreciendo la erosión y aumentando el riesgo de inundación.

Esta situación, que lleva varios años denunciando Ecologistas en Acción es lo que, una vez más, ha motivado que se dirija a las diferentes autoridades con competencias en la Cuenca y les ha solicitado que se inicie de forma URGENTE un Programa de Actuaciones para la Recuperación, Restauración y por el Desarrollo Sostenible del Río Adra.

Entre las propuestas enviadas se encuentran las siguientes:
1. Se elabore un Plan Hidrológico de la Cuenca del Río Adra.
2. Se elabore un Plan de Ordenación de Recursos Naturales de la Cuenca del Río Adra.
3. Proceder al deslinde del dominio público hidráulico, hasta ahora frecuentemente ignorado y usurpado.
4. La restauración del ecosistema y de sus riberas
-  Reforestación y restauración de las riberas con plantas autóctonas.
-  Protección de las orillas erosionadas.
-  Limpieza del cauce y eliminación de plantas alóctonas.
-  Trabajos forestales en las riberas y estabilización de orillas frágiles.
-  Trabajos de mantenimiento de lechos y riberas.
5. Se realice un Estudio de Impacto Ambiental que englobe al conjunto de los proyectos que se van a realizar.
6. Se defina y concrete el caudal ecológico del Río Adra.

Ecologistas en Acción exige que acabe la actual situación de “dejación de funciones” en la gestión de la Cuenca del Río Adra, que deja en manos de personas y organizaciones con intereses muy particulares las actuaciones en el Río, siendo éste un patrimonio natural con infinidad de recursos para los ciudadanos y ciudadanas actuales y que queremos que continúe siendo para las generaciones futuras.

Continuar la actual situación, y con los proyectos que se avecinan, sólo va a suponer la muerte del Río con graves consecuencias negativas.