Ilegalidades urbanísticas en Albox

El avance de la especulación está destruyendo una buena parte de la geografía almeriense, y cuando la mayor parte del litoral está cayendo bajo las garras de las mafias que están blanqueando el dinero procedente del crimen organizado, se está ampliando esta actuación destructora a las comarcas del interior de la provincia de Almería, sucediendo ante la mirada y complicidad de los Ayuntamientos y otras administraciones públicas.

Una de estas zonas es el valle del Almanzora, cuando se recorre el territorio no deja uno de observar cómo crecen viviendas aisladas y promociones inmobiliarias sin ninguna legalidad.

La construcción en laderas con fuertes pendientes, construcciones en medio de ramblas y vías pecuarias es una constante, así como almacenes agrícolas que se convierten en chalet con piscina, etc.

A la destrucción del territorio, el aumento de la erosión dando una puñalada certera para que de un gran salto el avance del desierto, se une la contaminación producida por el ingente volumen de aguas residuales sin depurar provocada por las miles de viviendas ilegales.

Uno de los municipios de la comarca del Almanzora que se está viendo más afectado y arrasado por la corrupción inmobiliaria es el de Albox.

Ecologistas en Acción ha denunciado, ante el Seprona de la Guardia Civil, ilegalidades urbanísticas en 14 pedanías del municipio de Albox: Aljambra (Cortijos ilegales y naves agrícolas con piscina), movimientos ilegales de tierras en el Cerro Bolea donde hay un punto geodésico, Barrio de las Zorras (Construcciones en el centro del cauce de la rambla de Albox), Los Patricios, ,Llano Olleres, Fuente del Mojón, Locaiba, La Hortichuela, Las Labores, Los Guillenes, Los Guillenes, Rambla del Saliente, Las Pocicas, Los Marcelinos y El Santuario.

Esta situación de impunidad y de corrupción asociado a la especulación urbanística debe de acabar, Ecologistas en Acción exige de los poderes públicos que actúen con urgencia y que pongan a disposición de la justicia a todos responsables de esta situación. Así mismo anima a los jueces y fiscales a que intervengan sin más dilación y que abran expedientes de investigación de las ilegalidades que se están produciendo por toda la provincia, recuperando así la confianza de la ciudadanía.

En Albox, hay cerca de 2.000 viviendas "irregulares" según declaraciones del propio concejal de urbanismo de Albox, con sus correspondientes 2.000 piscinas. Siendo este municipio almeriense, uno de los municipios que más restricciones sufre en el suministro de agua, ante la escasez de la misma.

El propio trasvase del Negratín-Almanzora, atraviesa el término municipal a la altura de Locaiba, sin que exista ninguna toma para suministro de agua ni tampoco existe planta potabilizadora. El PGOU previsto para Albox, contempla sólo una estación de depuración de aguas residuales (EDAR) en Rambla Honda, para las cerca los 80.000 habitantes que este plan contempla.

Igualmente cabe destacar, que estas miles de viviendas ilegales han producido la contaminación de muchas de las fuentes de aguas ya existentes, como la situada en la pedanía albojense de la Fuente del Mojón.