Reformulación de las exigencias sobre yacimientos arqueológicos de la Mina las Cruces

Según la exigencia de la Declaración de Impacto Ambiental (D.I.A.), los yacimientos arqueológicos de la Mina las Cruces, calificados ahora como extraordinarios por Cultura, sólo son conocidos y prospectados si los trabajos mineros los ponen al descubierto, de forma que la empresa sólo tiene obligación de notificar lo que vaya aflorando si aparecen en función de los trabajos que se desarrollan en la mina. Ecologistas en Acción entiende insuficiente esta actuación para conocer todo el lagado patrimonial enterrado en los terrenos de Cobre las Cruces y solicita una caracterización previa de todos los yacimientos del área minera para su catalogación y estudio.

El ritmo de los trabajos en el área minera y la falta de caracterización y prospección previas, hace posible que yacimientos que no se topen con trabajos mineros que los hagan aflorar, que no sean detectados por los trabajadores o que no sean comunicados para evitar retrasos, queden sepultados por miles de toneladas de escombros mineros sin que nunca lleguemos a conocer qué podían revelar. Recordemos que dos tercios de las mil hectáreas de la actuación minera serán ocupadas por escombreras que irán directamente sobre el terreno.

Ecologistas en Acción comunicó esta preocupación a la Delegación de Cultura en cuanto hubo noticia de la aparición de los primeros restos, en la respuesta de la Delegación no se dice nada sobre las garantías de prospección previa de las zonas que se van a utilizar como escombreras, limitándose a decir que hay garantías de que la empresa está informando y actuando correctamente sobre todo los restos aflorados por los trabajos desarrollados en la mina.

La importancia de lo encontrado hasta ahora refuerza lo que venimos demandando, la caracterización previa de toda el área de actuación de la mina. No es de recibo permitir que por falta de previsión de la administración responsable, aún a sabiendas de la existencia de un importante patrimonio arqueológico (47 yacimientos se citaban en el Estudio de Impacto Ambiental), los yacimientos que por azar de los trabajos mineros no se detecten queden enterrados bajo miles de toneladas de escombros mineros sin posibilidades de desvelar sus secretos y que como patrimonio andaluz la administración competente tiene la obligación de conservar.




Visitantes conectados: 832