El submarino Superb tuvo una averia en el reactor nuclear en el 2000

El Ministerio de Defensa Británico reconoció que en septiembre de 2000 que dos submarinos de propulsión nuclear, el Sovereign y el Superb, habían sufrido averías en el reactor nuclear, y que sus tripulaciones habían sido desembarcadas para no exponerlas a riesgos innecesarios, estando ambos submarinos -que cuentan con tripulaciones de 116 personas-, atracados en la base de submarinos nucleares de Faslane, en Escocia. En aquella fecha sólo cuatro de los 12 submarinos nucleares británicos estaban operativos. Parece que los problemas se debían a la calidad de los componentes de los sistemas de los reactores nucleares, como se ha podido comprobar en los trabajos de reparación del submarino Sceptre.

Todos estos submarinos forman parte de la clase Swiftsure, que son los más viejos de su flota, ya que fueron construidos entre 1974 y 1982, y no se espera que sean reemplazados antes del 2004, cuando sean sustituidos por los de la nueva clase Astute. De los dos restantes miembros de la clase Swiftsure, el Splendid es el único que estaba en servicio, y el Spartan -cuya avería se desconoce- estaba siendo reformado en Rosyt.. De los siete submarinos nucleares de la clase Trafalgar, seis estaban también fuera de servicio, incluido el Tireless, atracado en el muelle de Gibraltar por una grave avería en el reactor nuclear.

El submarino hermano del Tireless, el Talent, también estaba parado por una avería, al parecer de mayor alcance aún, y tampoco estaba operativo antes de finales de año, estando atracado en la base de Devonport. Parece que estos defectos no están afectando a los cuatro buques de propulsión nuclear de la clase Vanguard, que llevan misiles nucleares Trident.

La situación de la flota de submarinos nucleares británica en aquella fecha era de lo más preocupante:

Clase Swiftsure:

- Soverein: en Faslane, declarado no operativo por problemas en el reactor nuclear
- Superb: en Faslane, declarado no operativo por problemas en el reactor nuclear
- Splendid: navegando con misiles nucleares
- Spartan: en reforma en Rosyth
- Sceptre: con defectos en el reactor, en reparación.

Clase Trafalgar:

- Trafalgar: en fase de pruebas para poder utilizar misiles de crucero. Atracado en Devenport desde el 3 de agosto
- Turbulent: atracado en Devonport desde el 3 de agosto
- Tireless: en Gibraltar con el reactor nuclear averiado
- Torbay: en el astillero de Devonport para una prolongada reforma
- Trenchant: en el astillero de Devonport para una prolongada reforma
- Talent: en el astillero de Devonport para reparar una grave avería
- Triumph: desde junio en Plymouth, único submarino operativo de esta clase equipado con misiles de crucero.

Ante este panorama, se tienen más que fundadas sospechas de que las averías de estos submarinos no es de tipo puntual, sino fruto de defectos estructurales de este tipo de submarinos.
Se entiende que el Gobierno, dando cumplimiento al Referéndum de la OTAN, tiene que prohibir el atraque de cualquier nave o aeronave con armamento o propulsión nuclear en puertos españoles, así como debería tomar todo tipo de iniciativas políticas para impedir que submarinos nucleares atraquen -y menos aún sean reparados- en Gibraltar, por el grave riesgo que puede conllevar a la población española de esta comarca.
La actitud de sumisión que viene manteniendo el Gobierno español a los intereses militares británicos es una vergüenza que está poniendo en riesgo el medio ambiente y la salud de cientos de miles de ciudadanos.

Francamente, nos preguntamos a la fecha: ¿qué está haciendo el submarino de la clase swifuire el superb en gibraltar, cuando hace 6 años estaba declarado no operativo por problemas en su reactor nuclear?