Piden la clausura definitiva de la cantera municipal El Chapatal

Se ha denunciado ante las Delegaciones de Medio Ambiente y de Innovación, Ciencia y Empresa hechos de apariencia delictiva, en relación con la CANTERA MUNICIPAL “EL CHAPATAL”, ubicada en el término municipal de Castellar de la Frontera, así como ha solicitado su clausura definitiva.

Cabe señalar que desde hace aproximadamente diez años existe dicha cantera de arena al aire libre en el término municipal de Castellar de la Frontera. Exactamente se está explotando desde Abril de 1997 por la firma Luis Gómez Crespo S.L. una vez que el pleno del Ayuntamiento de Castellar se la adjudicó.

A muy pesar de los ecologistas, la cantera ha incumplido con todos los acuerdos, tanto del estudio de impacto ambiental como los posibles beneficios que para el propio municipio debería haber aportado la misma (según se habían comentado a principios de su instalación). Sin perjuicio de destrozar la zona a diario, junto con sus alcornoques, pinos piñoneros, monte mediterráneo, etc..

Días pasados en concreto se denunció ante la Delegación de Medio Ambiente, así como ante el Seprona, que a principios de Junio del presente en el lugar denominado "Cerro de la Margaritas", Barriada La Almoraima, del término municipal de Castellar de la Frontera, se había arrancado toda la masa forestal de un espacio de aproximadamente una hectárea.
La referida masa arbórea consistía en un bosquete maduro, de aproximadamente unos cincuenta ejemplares de alcornoques, todos ellos sanos y muy antiguos (algunos poseían más de 80 cm. de diámetro basal), así como algunos quejigos de aproximadamente unos 15 años de edad.

En esta oportunidad, y motivando muy especialmente la denuncia, se pudo corroborar que la explotación ha llegado al nivel freático, el cual se está destruyendo de forma considerable.

Por todo ello, se peticionó ante ambas delegaciones que realicen los requerimientos oportunos a fin de finalizar con las irregularidades ocurridas entorno a la cantera Municipal El Chapatal, así como inicien el correspondiente expediente sancionador, y en definitiva decreten la clausura definitiva de la misma y la inmediata restauración de toda la zona afectada.