Reunión en defensa del alcornocal del Chapatal

El pasado sábado se celebró una reunión entre representantes de distintos colectivos del campo de Gibraltar, con la finalidad de aunar esfuerzos en defensa del alcornocal campo-gibraltareño, el cual se encuentra amenazado por la tala indiscriminada y los proyectos urbanísticos.

Esta plataforma en la actualidad trabaja por la restauración del monte mediterráneo, y en concreto en estos momentos por la Cantera Municipal del Chapatal bajo, gestionada por el municipio de Castellar de la Frontera.
En efecto, el objetivo prioritario lo constituye la Cantera Baja del Chapatal en Castellar de la Frontera, donde se han cortado ochenta alcornoques, y se ha interpuesto una denuncia ante la fiscalía, y perseguimos que se cierre la misma, así como se restituya la zona afectada.
Asimismo, esta plataforma también pretende luchar contra el proyecto de urbanizar la finca El Chapatal; 850 hectáreas que conectarían al corredor verde Guadiaro-Guadalquitón.

No obstante, se tiene la intención a muy corto plazo de extender su campo de acción con otras organizaciones que vienen trabajando en el campo de Gibraltar contra la especulación urbanística.

En la tarde de hoy lunes, la plataforma se reunirá, pretendiéndose en la reunión hacer hincapié en la lucha contra las construcciones urbanísticas desmesuradas e insostenibles que se proyectan en el campo de Gibraltar, como ser en Gudalquitón, Jimena de la frontera, Tarifa, El Algarrobo en Algeciras, etc..

Significando con esta unión un cambio de estrategia a fin de conservar nuestro patrimonio forestal.

Además, se pretende llevar adelante diversas movilizaciones y manifestaciones en caso de que los municipios no cambien sus políticas al respecto.

Cabe señalar que nuestros objetivos son perseguidos por el propio Ministerio de Medio Ambiente (quien ha manifestado que el desarrollo actual terminaría destruyendo nuestro patrimonio), pero que parecería que ni la Junta de Andalucía, ni los municipios de la comarca, no siguieran dicha política nacional.

La idea es no parar hasta tanto no se cambien las políticas de ordenación del territorio nefastas que se están padeciendo en la zona por la ineptitud de algunos gobernantes.