Suspensión de la inauguración de un campo de golf

Ecologistas en Acción ha conseguido anular el acto de inauguración del campo de golf municipal de Guadabajaque, en Jerez de la Frontera. Tras hacer públicas nuestras sospechas sobre el origen del agua que se está utilizando actualmente y preguntar formalmente al Ayuntamiento sobre la cuestión, desde la delegación Municipal de Medio Ambiente se ha reconocido que se usa agua potable para regar el campo de golf.

Al Ayuntamiento no le ha quedado más remedio que suspender el acto para no incumplir otro de los condicionantes de la Declaración de Impacto Ambiental, que además de obligarle a regar con el agua de la depuradora de El Portal, le prohíbe inaugurar el recinto hasta que no esté garantizado el abastecimiento con agua depurada. También aprovechamos este comunicado para recordar al Ayuntamiento de Jerez que la DIA es de obligado cumplimiento.

Así mismo, tras el reconocimiento público por parte del Ayuntamiento de Jerez de que el campo de golf de Guadabajaque está siendo regado con agua potable, Ecologistas en Acción solicita la depuración de responsabilidades. Es intolerable e inaceptable que el Ayuntamiento de Jerez viole lo estipulado en la Declaración de Impacto Ambiental, intentando inaugurar dicho campo sin tener garantizado el riego con agua de la depuradora de El Portal. Este acto debe ser subsanado por parte del gobierno municipal con la depuración de responsabilidades políticas, además de cesar de inmediato a D. Francisco Hidalgo Mota, gerente de las Aguas de Jerez, por haber mentido al Consejo Local de Medio Ambiente -al manifestar que el riego del campo de Golf se hacía exclusivamente con las aguas pluviales recogidas en una serie de pantanetas-, y autorizar el la conexión a la red de abastecimiento general.

Esperamos que la Delegación Provincial de Medio Ambiente no se eche para atrás y abra el oportuno expediente sancionador, clausurando el riego del campo. Este es el segundo caso de riego ilegal en menos un año en la provincia de Cádiz y se da la circunstancia que ambos campos disponen teóricamente de aguas depuradas con tratamiento terciario. Ante los nuevo proyectos de campos de golf que están por venir, y cuyo abastecimiento de agua es dudoso, esta Delegación debe estar más atenta y tiene que llevar a cabo a una vigilancia ambiental más rigurosa para evitar en el futuro que se puedan reproducir casos similares, ya sea en Jerez en el Puerto de Santa María o en otros puntos de la Provincia.