Las térmicas de Endesa y Viesgo se quedan en el camino

El 24 de octubre de 2005, nos encontramos con la noticia de que 23 centrales térmicas comenzarían a trabajar menos a partir del 2008, a causa de contaminar demasiado.

En efecto, el 34,8% de las plantas existentes comunicaron al Ministerio de Industria que se acogían a su plan de cierre (un año más tarde de lo previsto por el decreto).

Entre estas instalaciones se encuentra la central térmica de Viesgo Generación, ubicada en San Roque, a escasos 15 metros de la barriada de Puente Mayorga.
Debemos recordar el artículo 4º del Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (Decreto 2414/1961) el cual estipula que las industrias no se pueden ubicar a menos de 2000 metros del núcleo urbano más cercano.

Estas centrales son responsables de emisiones nocivas para la salud y tienen efectos perjudiciales para el entorno.
Provocan emisiones de oxido de nitrógeno, favoreciendo la aparición de ozono troposferico en verano.

Cabe señalar que el ozono a altas dosis puede producir afecciones pulmonares, dolores de cabeza y problemas respiratorios. España registra en 2004 hasta 417 microgramos de ozono por metro cúbico, importantísimo dato si tenemos en cuenta que a partir de 180 microgramos hay que alarmar a la población, según la Agencia Europea de Medio Ambiente.

Por otro lado, causan las lluvias ácidas, así como oxido de azufre, el cual provoca irritación de la mucosa de las vías respiratorias, la boca y la faringe.
Además, las partículas generan problemas respiratorios.

Estas emisiones superan en mucho el tope de emisiones previsto, y por este motivo el Plan fija que no podrán funcionar mas de 20.000 horas desde el año 2008 hasta el 31 de Diciembre de 2015; sin perjuicio de que esta previsto que la mayoría cierren antes de 2013.

Hemos podido saber que el ciclo combinado que estaba proyectado se sustituyera.
La actual central Térmica de Viesgo Generación y la Central Térmica de Los Barrios, junto con 37 proyectos se quedaran en el camino por no haber presentado ante el Ministerio el aval del 2 % del total del proyecto, quedando por ello los expedientes archivados.

Por todos estos motivos, consideramos la necesidad de solicitar la paralización inmediata de las centrales de Viesgo y ENDESA, ya que se encuentra perfectamente demostrado el daño que causan tanto a al población como al medio ambiente, restando calidad y años de vida a todos los habitantes de esta comarca, y especialmente a los vecinos de las barriadas más cercanas; las cuales, además, sufren los altísimos decibelios que ambas centrales generan (llegando a superar los 100 db. En varias oportunidades) provocando con ello daños a la salud y calidad de vida.

Tenemos, y por ende exigimos, los mismos derechos que el resto de los españoles.
En nuestra escala de valores la salud y el medio ambiente, superan con creces los beneficios que generan estas industrias.
Además, el precio que estamos pagando es muy caro, cuando no inalcanzable por significar la vida misma en algunas ocasiones.




Visitantes conectados: 481