Renfe y Red Eléctrica responsables de los incendios de Cádiz y Málaga

Los últimos incendios que han tenido lugar en Cortes de la Frontera y en Los Barrios son el fruto de la falta de medidas preventivas de las empresas propietarias de infraestructuras. La línea férrea Bobadilla-Algeciras, causante del incendio de Cortes de la Frontera, discurre por valiosas zonas forestales de los Parques Naturales de la Sierra de Grazalema y el de Los Alcornocales. Esta vía ha provocado graves incendios forestales en años anteriores en los términos municipales de Jimena y Castellar, debido a la falta de mantenimiento de la línea y a la acumulación de pasto seco en su entorno, sin que RENFE haya realizado las labores de prevención a las que obliga la vigente Ley de Incendios Forestales.

El pasado mes de junio, los representantes de Ecologistas en Acción denunciaron en la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Grazalema -con la presencia del Director del parque y de la delegada de la Consejería de Medio Ambiente (CMA)- la situación de riesgo que suponía el estado de este trazado ferroviario por el término de Cortes. Nada se ha hecho y ha sido precisamente en esa zona donde se ha originado el incendio que ha arrasado 200 hectáreas de bosque mediterráneo.

Lo mismo cabe decir de Red Eléctrica Española, propietaria de la línea de alta tensión de 400.000 voltios, que atraviesa el Parque Natural Los Alcornocales. Ecologistas en Acción se opuso a esta línea, entre otras cosas por el grave peligro de incendios que suponía para este espacio protegido. La CMA apoyó su instalación y ya son varios los incendios que ha provocado, el ultimo, este fin de semana, ha calcinado otras 200 hectáreas, la mayor parte dentro de este Parque Natural.

En estos incendios se conoce por tanto perfectamente las causas y los responsables. Por ello Ecologistas en Acción exige a la CMA la apertura de los oportunos expedientes sancionadores contra estas empresas, y que sean sancionadas con la máxima dureza; que obligue a realizar las labores de prevención necesarias; y que no vuelva a autorizar tendidos de alta tensión en zonas de bosque de alto valor ecológico.