El PGOU incumple la previsión de parques públicos

El PGOU actualmente en vigor -aprobado en 1992- preveía la adecuación de 15 zonas como Sistemas Generales de Espacios Libres (SGEL), es decir, parques públicos de interés municipal. Tras 15 años en vigor del PGOU, el resultado de su aplicación para ampliar y adecuar los SGEL previstos no puede ser más desolador. No se ha obtenido (la legislación urbanística y el propio PGOU prevén que estos parques deben ser públicos) ni uno sólo de los SGEL previstos; más aún, en vez de adquirir los de propiedad privada, se han vendido suelos municipales donde estaba prevista la adecuación de un parque público.

En estos 15 años no sólo no se han aumentado los espacios libres según prescribía el PGOU vigente, sino que han disminuido los terrenos públicos dedicados a parques, debido a la venta de una importante zona de la sierra de San Cristóbal que está enclavada dentro del gran Sistema General de Espacios Libres que estipula tanto el PGOU como el Plan de Ordenación del Territorio de la Bahía de Cádiz.

Las inversiones previstas también se han incumplido de forma generalizada. El PGOU incluía un presupuesto para los Sistemas Generales de Espacios Libres (adquisición de suelo y adecuación de los parques) de 732.262.000 pts. Convertidos a euros actuales, la inversión prevista asciende a 7.261.622 €, correspondiente la mayor partida al Ayuntamiento (6.280.840 €) y el resto a la Junta de Andalucía (980.782 €).

El pasado lunes 17, el Consejo Municipal de Medio Ambiente aprobaba por unanimidad una resolución en la que se instaba al Ayuntamiento a “Proceder al cumplimiento de las prescripciones del actual PGOU, incluyendo la obtención de la totalidad de suelo clasificado como Sistemas Generales de Espacios Libres”. También se acordó solicitar a la Intervención un informe sobre el destino del dinero que debería haberse invertido en estos parques públicos.

García de Quirós, como siempre, intentó eludir responsabilidades, aduciendo que correspondía al Área de urbanismo el ejecutar las previsiones del PGOU, olvidando que él es el responsable de la gestión de los parques públicos, que algunos de esto terrenos son ya municipales, por lo que era su obligación adecuarlos como parques, y que la reunión del Consejo la presidió en calidad de alcalde y, por tanto, con prerrogativas para ordenar al Área de Urbanismo la ejecución de estos parques públicos.

García de Quirós va a estar pocos días como alcalde, y pronto dejará también sus responsabilidades en el Área de Medio Ambiente. No estaría mal que hiciera al menos un gesto en defensa de los espacios verdes y del interés general, al menos tendría algo que defender en su nefasta gestión.