Conservación del lobo en Castilla y León

Ante las últimas denuncias registradas en la Comarca de Vitigudino de ataques al ganado atribuidas al lobo, Ecologistas en Acción manifiesta su apoyo a los ganaderos afectados y lamenta que la Junta, con su torpe gestión, haya contribuido a crear un clima desfavorable a la conservación de esta especie singular.

La población de lobo ibérico se encuentra al borde de la extinción en la zona Sur del Duero y Ecologistas en Acción, en contra de la opinión de quienes quieren su eliminación, cree que ésta debe evitarse. En Salamanca hay que recordar que la presencia del lobo es inestable, formada por individuos errantes procedentes de Zamora, que llegan hasta nuestra provincia impulsados por el acoso que padecen al restringir su hábitat e incrementarse su persecución en las zonas de mayor densidad lobera sin que hasta la fecha se haya detectado ningún grupo reproductor.

Ecologistas en Acción considera que, efectivamente, no pueden ser los ganaderos quienes asuman los costes de su conservación. La Administración regional debe cumplir sus compromisos y esforzarse por implicarlos en esta tarea estableciendo pagos compensatorios y seguros por los posibles daños, tanto los directos como los indirectos causados por la predación de los lobos, favoreciendo que aumente el número de pastores y la utilización de perros guardianes, el mantenimiento de los sistemas tradicionales de pastoreo con razas autóctonas o el encierro nocturno del ganado. A la vez la organización ecologista exige la persecución y denuncia pública de los casos de picaresca entre los propios ganaderos.

La organización ecologista recuerda, basado en datos oficiales, el significativo descenso de ataques de cánidos durante los primeros cinco meses de 2006 y que deben atribuirse fundamentalmente a las batidas a perros asilvestrados por parte de la patrulla de vigilancia, al igual que hay que destacar el importante descenso en el número de bajas entre el ganado.

Crear falsas expectativas de batidas mixtas entre ganaderos y agentes forestales, es directamente, favorecer el furtivismo.

Para conservar esta especie hay que acabar con las subastas de permisos de caza, perseguir estrictamente el furtivismo, del que se alardea en determinadas zonas, los métodos ilegales de caza, como la utilización de cebos envenenados, y declarar el lobo como “especie estrictamente protegida”. Se necesita un censo riguroso y la aprobación de un Plan Regional de Gestión del Lobo Ibérico que garantice su preservación, restaurando su hábitat natural, favoreciendo la introducción de ciervos o corzos que sirvan de presa, evitando así ataques al ganado, desarrollar campañas de sensibilización entre la población rural y garantizar el cobro de las indemnizaciones.

Ecologistas en Acción recuerda que la Directiva 92/43/CEE relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres, más conocida como Directiva Hábitats, establece que la población de lobo ibérico (Canis lupus) situada al sur del río Duero está considerada como especie prioritaria, lo cual requiere la rápida puesta en marcha de medidas tendentes a su conservación.

Las poblaciones loberas situadas al sur del río Duero gozan según la Directiva Hábitats de la máxima protección posible para una especie animal en la Unión Europea, estando prohibida cualquier forma de captura o sacrificio, las molestias deliberadas, especialmente durante los periodos de cría, así como el deterioro o destrucción de sus hábitats. Por ello, la Directiva exige de los Estados miembros una actuación positiva y activa en el mantenimiento e incluso restablecimiento de estas poblaciones, y no la simple puesta en marcha de medidas pasivas de protección.

Finalmente, no es cierto ese dilema que parece querer plantearse de lobo frente a ganaderos ya que el mantenimiento y la estructuras productivas del sector agropecuaria están garantizadas.

Será en este sentido en el que irán las alegaciones de la organización ecologista dentro del periodo de información pública abierto para exponer alegaciones al borrador del Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León.


octubre de 2017 :

Nada para este mes

septiembre de 2017 | noviembre de 2017