Sentencia sobre el horno incinerador del Matadero de Salamanca

Como es bien conocido, Ecologistas en Acción de Salamanca, a finales de 2001, presentó recurso Contencioso-Administrativo solicitando la anulación de la licencia de actividad concedida por el Ayuntamiento de Salamanca a la entidad ASOCARSA S.A., gestora del Matadero de Salamanca, para la instalación de un horno incinerador de Materiales Específicos de Riesgo (MER) en sus instalaciones de la carretera de Floria de Liébana, s/n.

La organización ecologista interpuso el mencionado contencioso por las graves implicaciones que esta tipo de instalaciones tiene para el medio ambiente y para la salud de las personas, emisión de toxinas principalmente, y debido a la escasa distancia de los núcleos habitados más próximos a esa instalación: el Barrio de Buenos Aires y el municipio de Doñinos de Salamanca.

Mediante Sentencia de febrero de 2006 el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León,(TSJCyL) dando por buenos los argumentos expuestos por Ecologistas en Acción, anuló la licencia concedida y ordenó al Ayuntamiento de Salamanca a la inmediata clausura de dichas instalaciones.

Desde esa fecha el Ayuntamiento de Salamanca, dirigido por Julián Lanzarote Sastre, había hecho caso omiso de la Sentencia y se negaba a contestar a la misma.

Es más, cuando el Ayuntamiento de Salamanca por fin respondió al Juzgado de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Provincial de Salamanca, el pasado 30 de junio de 2006, lo hizo para comunicar el intento de legalización de una nueva licencia ambiental para la misma instalación, que para mayor descaro ha sido publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León del día 19 de julio de 2006. En concreto el anuncio de Información pública relativa a la solicitud de Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de instalación de un horno crematorio para la eliminación de materiales específicos de riesgo en matadero, promovido por ASOCARSA.

Esta actitud desafiante de pretender la legalización de una instalación que debía haber sido clausurada ya que sobre ella pesa una Sentencia firme del TSJCyL, hay que calificarla como de insumisión a la justicia por parte de Julián Lanzarote.

Y es precisamente esta insumisión la que ha colmado la paciencia de la titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Provincial de Salamanca que en su fallo dice textualmente que “dada la claridad de la Sentencia del TSJCyL y a la vista del escrito del Procurador de Asocarsa S.A. y de la falta de contestación del Ayuntamiento ante la petición de clausura, quien se limita a decir que se ha solicitado nueva licencia de actividad por la entidad Asocarsa, S.A. de lo que se deduce que aún no ha sido clausurado por el Ayuntamiento demandado el horno incinerador cuya clausura disponía de forma inmediata en el fallo de la sentencia mencionado (...) procédase por el Ayuntamiento a ejecutar esta sentencia adoptándose las medidas de ejecución solicitadas en los apartados 1º y 2º debiéndose materializar la clausura en el plazo de ocho días a contar desde la notificación del presente auto”.

Ecologistas en Acción estudiará con detenimiento todas las acciones derivadas de este caso por si dieran lugar a nuevas actuaciones judiciales en cuyo caso no dudaría en llevarlas a los tribunales.




Visitantes conectados: 581