Presentación de Alegaciones al PGOU

Ecologistas en Acción muestra su total oposición a este Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que consagra una ciudad gigantesca, insostenible e imposible de gestionar, y que sólo responde a los intereses y compromisos de IP y PSOE con los promotores inmobiliarios, que son los que realmente están diseñando la ciudad en contra de los intereses, el bienestar y el futuro de la mayoría de los ciudadanos.

Ecologistas en Acción ha presentado 31 alegaciones al PGOU de El Puerto, con 250 propuestas que incluye la necesidad de redactar un nuevo PGOU, al entender este no reúne los mínimos requisitos legales y ambientales. Este PGOU se está tramitando en medio de un caos urbanístico total. En estos últimos años no sólo no se han frenado las urbanizaciones ilegales, ni las infracciones urbanísticas, sino que se han acelerado, dando lugar a procesos irreversibles que están destruyendo espacios de alto interés ecológico y paisajístico, e hipotecando las posibilidades de planificación del territorio en base al interés general.

El PGOU incumple la Estrategia Andaluza de Desarrollo Sostenible y los planes de ordenación del territorio.

El PGOU de El Puerto sólo tiene un calificativo: es insostenible, no cumple ni uno sólo de los criterios de la Agenda 21 de Andalucía. Es fiel reflejo del urbanismo especulativo que está proliferando por todo el país, y fundamentalmente en los municipios el litoral, con toda su indeseable secuela de impactos ambientales, ilegalidades y corrupción.

El PGOU no analiza la capacidad de carga del territorio, ni ha evaluado la disponibilidad de los recursos naturales (suelo, paisaje, agua...). La ciudad que propugna este PGOU necesitará unos 20 millones de m3 de agua potable, el doble de los que actualmente consume. El PGOU debía basarse en una Agenda Local de Desarrollo Sostenible, Agenda que no existe por la sencilla razón que el concejal García de Quirós la ha boicoteado.

El PGOU defiende un modelo expansivo trasnochado que ni siquiera se corresponde con el que propugnan las normativas supramunicipales que viene aprobando la Junta de Andalucía. Así, el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) reconoce que el actual modelo urbanístico y territorial de Andalucía es insostenible. El POTA propugna un modelo de ciudad compacta, evitando procesos de expansión indiscriminada y de consumo innecesario de recursos naturales y de suelo. La prioridad a los nuevos desarrollos urbanos debe ser la reordenación de los cascos urbanos consolidados. Las actividades turísticas deben aprovechar el patrimonio ya edificado promoviendo la reutilización y renovación de las viviendas y edificaciones sin uso. El POTA apuesta por proteger y conservar los espacios naturales, los elementos patrimoniales y los valores paisajísticos frente a procesos de expansión turística, especialmente en el litoral, y considera los campos de golf desde su propio valor añadido, y con total independencia de las promociones inmobiliarias. El PGOU tampoco respeta la mayoría de normas y directrices del Plan de Ordenación del Territorio (POT) de la Bahía de Cádiz aprobado por Decreto de la Junta.

Un crecimiento injustificado e insostenible.

La política urbanística en El Puerto está basada en la construcción y en constantes recalificaciones, opción totalmente inviable e insostenible a medio y largo plazo. En el Puerto se han construido en el último decenio una media de 1.000 viviendas/año, a las que habría que sumar otras 3.500 ilegales, la mayoría sin equipamientos ni infraestructuras, lo que ha empeorado las condiciones de vida y acrecentado el colapso de la ciudad. El documento de Aprobación Inicial del PGOU proponía construir más de 28.000 viviendas. Tras el periodo de información pública, el Ayuntamiento tramitó 24 convenios urbanísticos que pretendían aumentar 4.000 viviendas más a cambio de pagos al Ayuntamiento. La Declaración de Impacto Ambiental, la nueva Ley de Medidas para la Vivienda Protegida y la oposición social que generaron, provocaron el fracaso de la mayoría de estos convenios.

La nueva propuesta de PGOU eleva los suelos aptos para construir (urbanos y urbanizables) a 19.481.082 m2, con unas previsiones de 36.769 nuevas viviendas, de las que 3.500 ya están construidas de forma ilegal. Un número elevadísimo que en ningún momento se justifica.

 

Crecimiento urbanístico en el nuevo PGOU (Aprobación provisional I)

 

Tipo de suelos

Superficie (m2)

Número de viviendas

 

Suelo Urbano No Consolidado

1.285.290

3.864

Suelo Urbano No Consolidado (Desarrollos ilegales)

3.767.546

4.289

Suelo Urbanizable Sectorizado

8.915.259

23.224

Suelo Urbanizable Ordenado

3.996.487

2.892

Suelo Urbanizable No Sectorizado

1.516.500

2.500 (estimadas)

TOTAL

19.481.082

36.769

 

 

Comparación crecimientos PGOU Inicial y Provisional

 

Fase del la revisión del PGOU

Superficie (m2)

Nº Total nuevas viviendas

 

 

Aprobación Inicial

19.104.618

28.446

 

 

Aprobación provisional

 

 

19.481.082

Legalización: 3.500

Nueva construcción: 33.269

TOTAL: 36.769

 

Garantizar el derecho a una vivienda digna.

El Puerto tenía en el Censo de 2001 un parque de 39.500 viviendas, de las que 23.100 eran de primera residencia, 11.542 de segunda residencia, y 4.633 estaban vacías. En 2006 este parque ha aumentado hasta las 47.000, de las que 3.500 son viviendas ilegales. Este Censo denota un alto porcentaje de viviendas principales en estado deficiente: el 9,54 %. Del total de viviendas construidas, sólo un pequeño porcentaje corresponde a vivienda protegida (VPO). La política urbanística y de vivienda del Ayuntamiento no ha ido dirigida a garantizar el derecho constitucional a una vivienda digna, sino a promover grandes urbanizaciones de alto nivel con destino a segundas residencias y a la inversión inmobiliaria.

El nuevo PGOU diseña una ciudad con más de 80.000 viviendas, que puede tener una capacidad para una población de 280.000 habitantes. Es decir pretenden multiplicar por 3,35 su población actual, que asciende a 83.600 personas. EL PGOU sobredimensiona las necesidades de viviendas de El Puerto. En nuestra ciudad se necesitan 5.000 nuevas viviendas para satisfacer la demanda de una vivienda digna para todos los portuenses. El PGOU intenta justificar la construcción de estas 33.269 nuevas viviendas en base a las demandas de segunda residencia o a la inversión inmobiliaria, lo que es simple y pura especulación.

La única opción viable y sostenible de futuro es frenar las ofertas de segundas residencias, restringiendo las nuevas ofertas de suelo a las de primeraresidencia, priorizandolas viviendas de protección oficial (VPO), las sociales y las destinadas a jóvenes. Hay que promocionar un turismo de alojamientos, en contrapartida del residencial existente en la actualidad. Como alternativa a la opción expansiva e insostenible que plantea el PGOU, Ecologistas en Acción propone:

- Construir en el primer cuatrienio 3.000 viviendas de VPO.

- Priorizar la rehabilitación sobre la nueva construcción.

- Incrementar el parque municipal de viviendas para garantizar viviendas sociales para los sectores más desfavorecidos y viviendas de alquiler a bajo precio para jóvenes. Para ello el PGOU debe prohibir la monetarización de los aprovechamientos urbanísticos, obteniendo y ejecutando el Ayuntamiento el 10% de edificabilidad que el corresponde.

- Ofertar suelo para la construcción de 1.000 viviendas de autoconstrucción.

- Sólo incluir reclasificaciones ligándolas a usos exclusivos terciarios-hoteleros y servicios complementarios, que generan más empleo y valor añadido.

Legalizar las EMAs con condiciones.

Ecologistas en Acción admite la legalización de las EMAs incluidas en el Punto Cero, a condición de que cedan terrenos dedicados equipamientos públicos y zonas verdes. Las colindantes al Corredor Verde deberán imputárseles las cesiones correspondientes del mismo; las situadas fuera, deben dotarse de un cinturón verde periférico de, al menos, 100 metros de ancho, para crear nuevos elementos forestales y paisajísticos y cerrar definitivamente dichos desarrollos ilegales. El PGOU debe prescribir la demolición de las urbanizaciones ilegales en terrenos protegidos: El Barranco y Pinar de Coig.

Incumplimiento de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

El documento que ha aprobado el Ayuntamiento incumple de forma generalizada esta DIA previa, por lo que entendemos es razón suficiente para no aprobarlo. En el PGOU se asegura que se han incluido los condicionantes vinculantes de la misma. Esto es sencillamente falso. El PGOU sigue manteniendo como suelo urbanizable amplias zonas forestales, en claro desafío a la DIA y a la opinión pública de los portuenses. Sólo se ha protegido un mínimo de lo propuesto, pero otras muchas zonas forestales se han dejado como urbanizables. El PGOU incluye como parcial o totalmente urbanizables los pinares del Conde, Perpetuo Socorro, Hijuela del Tío Prieto, Rancho Linares, Cuvillo y Camping de Valdelagrana; y zonas deforestadas recientemente como la cantera Minervo, El Camaleón e Izaguirre. El PGOU declara urbanizable la totalidad de retamares y gran parte de zonas de hábitat de especies protegidas (camaleones, enebros, sabinas...) incluyendo parte del SGEL de las Dunas de San Antón. Particularmente grave es la inclusión de Las Beatillas como suelo urbanizable, triplicando la edificabilidad anteriormente propuesta de 320 a 1.500 viviendas, mas un hotel y una gran superficie comercial, a pesar de tener ya la DIA negativa. La empresa Jale lo comenzó a construir ilegalmente, y el TSJA ha dictaminado su demolición.

Protección de espacios forestales.

El paisaje de El Puerto de Santa María se caracterizaba por sus amplios pinares y retamares, la famosa ‘Arboleda perdida’ de Alberti. Entre 1991 y 2005 se han destruido un total de 1.960.000 m2 de terrenos forestales. La superficie total de terrenos forestales que están en zonas susceptibles de ser recalificadas (excluidas por tanto Las Dunas de San Antón, Coto de La Isleta y pinares de la Sierra San Cristóbal) asciende a 319,6 has. El PGOU pretendía urbanizar la mayor parte de los mismos. La DIA obligaba a aumentar la superficie a proteger, pero el PGOU sigue manteniendo 181,6 has de terrenos forestales como urbanizables, protegiendo sólo el 43% del total.

El Puerto no pude permitirse el lujo de seguir perdiendo sus zonas forestales, muy al contrario, hay que emprender un ambicioso programa de recuperación de las “Arboledas perdidas”. Para ello Ecologistas en Acción propone que se mantengan como no urbanizables la totalidad de pinares, sabinares y retamares que tienen actualmente esta clasificación. Así mismo exige la ejecución de la totalidad de los 15 SGEL vigentes en el PGOU actual, y que no se desclasifique ni recorte ninguno.

Puerto Sherry: el fraude continúa.

Ecologistas en Acción considera inadmisible que tras el fiasco de Puerto Sherry se prime a sus “gestores” aumentándole la edificabilidad en el Pueblo Marinero y en la finca La China, que fueron clasificadas como urbanas en el actual PGOU de forma fraudulenta. Por ello proponemos que el Ayuntamiento renuncie a la ejecución del convenio firmado, que ejecute la deuda contraída con Marina de El Puerto de Santa María SA, que supera los 6 millones de euros, embargando la finca La China, desclasificándola a zona verde.

Campo de golf de Viña Rango ¿Turismo o especulación?

Este proyecto, cúmulo de ilegalidades, debe reconvertirse a uso exclusivamente turístico, eliminando los suelos residenciales, recalificándolos a uso terciario que generan mayor empleo y actividad económica. El campo de golf debe regarse con agua reciclada

Por una movilidad sostenible.

El PGOU no incorpora las propuestas del Pacto por la de Movilidad Sostenible consensuado entre las distintas entidades políticas y sociales de El Puerto y aprobado por el Pleno del Ayuntamiento. Ecologistas en Acción apoya este Pacto que apuesta por un modelo de movilidad basado en la cercanía, peatonalización del centro, adecuación de un sistema operativo de carriles bicis en todo el término municipal y la potenciación del transporte público, todo lo contrario de lo que hace el PGOU. Proponemos, como alternativa al colapso de tráfico, sobre todo durante el verano, la construcción de un tranvía que una Valdelagrana con el caso urbano y la Costa Oeste hasta Fuentebravía, por un nuevo puente a la altura de la C/ Valdés. Los aparcamientos subterráneos deben ubicarse exclusivamente en la periferia del Casco Histórico: Plaza de Toros, Pozos Dulces y Bajamar

Corredor Verde.

Ecologistas en Acción plantea una propuesta de ampliación del Corredor Verde que cierre efectivamente los suelos urbanizables y frene las urbanizaciones ilegales, creando un gran parque público que dará calidad de vida a vecinos y turistas.

Protección del patrimonio arqueológico.

El PGOU declara suelos urbanos y urbanizables zonas de alto valor arqueológico, sin que incluya medidas que garanticen la protección de estos yacimientos. Ecologistas en Acción incluye en sus Alegaciones propuestas que garanticen la preservación de este patrimonio arqueológico. Así mismo apostamos por la creación de un gran Parque Arqueológico en la Sierra San Cristóbal.

Protección del conjunto bodeguero de Campo de Guía.

Ante la pretensión de recalificar el conjunto bodeguero a suelo residencial, apostamos por la conservación de las bodegas como Patrimonio Cultural, buscando usos adecuados a sus dimensiones y capacidades. Ecologistas en Acción asume las Alegaciones presentadas por la PLATAFORMA EN DEFENSA DE CAMPO DE GUIA.

Plan de ahorro y eficiencia energética.

El PGOU debe prescribir la obligación de la aprobación de unas ordenanzas de fomento de las energías alternativas y de las construcciones bioclimáticas, con el objetivo de disminuir el consumo energético, aumentar la eficiencia de la energía consumida y apostar por recursos energéticos renovables y no contaminantes.

Ahorro y eficiencia en la gestión del agua.

La correcta gestión de los recursos hidráulicos y la contención de la demanda de agua deben ser objetivos fundamentales que hay que contemplar en el modelo de ciudad. Para garantizar el abastecimiento de agua potable en el futuro es necesario reducir sustancialmente las previsiones de recalificación de nuevos suelos. Consideramos imprescindible la construcción de una nueva depuradora que mejore los deficientes niveles de depuración en nuestro municipio. Ecologistas en Acción incluye un conjunto de medidas para proteger el acuífero y garantizar la calidad de sus aguas.

Recuperación de las riberas del Guadalete.

El Puerto vive de espalda al río y al Parque Natural de la Bahía de Cádiz. Proponemos:

- Un Paseo del Guadalete desde el Coto de la Isleta hasta la variante de la N-IV, recuperando el puente de hierro de gran valor histórico.

- Un Paseo de la Ribera en la margen derecha, entre la rotonda de Pozos Dulces Plaza y el Paseo Jose Luís Tejada, con aparcamientos semienterrados en Pozos Dulces y en la Bajamar.

- Soterramiento de la C/ Ribera del Marisco y eliminación del aparcamiento del Parque Calderón, abriendo así la ciudad al río con un nuevo, ampliado y remodelado Parque Calderón.

Vigilancia urbanística y seguimiento del PGOU.

Para garantizar la aplicación de la disciplina urbanística y el cumplimiento del PGOU proponemos la creación de una Policía Urbanística. También proponemos la creación de una Comisión de Seguimiento que garanticen la coordinación administrativa y la participación social.

Solicitamos:

- Que se proceda a redactar un nuevo PGOU o, en su defecto, se realice una remodelación del presentado a información pública, incluyendo las modificaciones sustanciales que permita reconvertirlo en un plan mínimamente sostenible, respetuoso con los valores naturales y patrimoniales del municipio, y que defienda los intereses generales de los ciudadanos y no los de una minoría de especuladores urbanísticos.

- Que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía declare este PGOU como INVIABLE, en base a las razones expuestas en estas Alegaciones, y a que no cumple la mayoría de los condicionantes que se incluyeron en la DIA.




Visitantes conectados: 309