Rechazo a la utilización de motos de agua en el Guadalquivir

En la información aparecida el pasado día 15 de agosto en la página 9 del Día de Córdoba relativa al acondicionamiento de un club náutico junto al puente del Arenal, se recoge también que la Gerencia municipal de urbanismo está estudiando otros proyectos “que persiguen revitalizar el Guadalquivir”, entre los cuales se encuentra “el desarrollo de un negocio de motos de agua”.

Ecologistas en Acción Córdoba expresa su más rotundo rechazo a un proyecto de estas características en un lugar tan emblemático de nuestra ciudad que alberga una fauna y flora cada vez más rica y variada. El espacio comprendido entre el Puente Romano y el Puente del Arenal no sólo es una posible zona de protección del Monumento Natural de los Sotos de la Albolafia, sino que ya ha adquirido valor ecológico y paisajístico propio obligando a cuidar especialmente los usos que se autoricen en dicho espacio. Incluso este uso que se está estudiando desde la Gerencia de Urbanismo podría no estar atendiendo a la legislación vigente ya que en el Decreto 226/2001, de 2 de octubre, por el que se declaran determinados Monumentos Naturales de Andalucía, señala que una de las actividades incompatibles con la conservación de estos espacios naturales es la navegación, tanto con motor como sin él.

Además, y como hemos indicado antes, la fauna y flora que se asienta fuera del monumento natural, concretamente en la Alameda de Córdoba comprendida entre el Puente Romano y el puente de miraflores, en las isletas del Molino de Martos y por extensión en los márgenes del río donde ya se aprecia el afianzamiento de ecosistemas acuáticos ribereños, la navegación con vehículos a motor en la zona podría estar contraindicando la Ley 8/2003, de 28 de octubre, de la Flora y la Fauna Silvestres, que indica en su Capitulo I, Art. 2.a que queda totalmente prohibido molestar o inquietar intencionadamente a los animales silvestres sea cual fuere el método empleado, en particular durante el periodo de reproducción, crianza, hibernación y migración, recolectar sus larvas o crías, alterar o destruir sus hábitat, así como sus lugares de reproducción y descanso.

Por otro lado la carencia de un Plan de Uso y Gestión del Monumento Natural Los Sotos de la Albolafia, hace que este espacio sea vulnerable a las actuaciones que pudiesen llevar a cabo desde diferentes instituciones, que como se observa, tienen muy poca consideración con entornos naturales privilegiados como pueda ser éste o los Baños de Popea. Por ello, instamos tanto a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía como al Ayuntamiento de Córdoba a que acaten su responsabilidad y acuerden un Plan de Uso y Gestión que proteja y conserve de manera efectiva todo el Monumento Natural de los Sotos de la Albolafia y sus zonas colindantes, para salvaguardar el valor ecológico, natural y paisajístico de estos lugares.

En definitiva, el uso de vehículos motorizados en el trazado urbano del Guadalquivir es incompatible con su uso como espacio de paseo, recreo y estancia de la población cordobesa que se ha apropiado de forma decidida de dicho espacio.