Así nace un vertedero

Si a la permisividad de las autoridades con las personas que se deshacen de sus residuos en cualquier parte unimos la falta de interés y la dejación de funciones por parte de las administraciones con competencias en la materia, el resultado es la proliferación de vertederos en cualquier parte de nuestro medio natural. Tal es el caso de se muestra en las fotografías, que corresponde con la ribera del río Genilla, en las inmediaciones de la aldea de Zagrilla.

Algunas personas desaprensivas se deshacen de sus enseres abandonándolos junto a los contenedores instalados para la basura domestica, estos enseres, al no ser retirados por los servicios de recogida de Residuos Sólidos Urbanos, originan un cúmulo de residuos que convierte al lugar en un pequeño vertedero, resultando especialmente atractivo para las personas que desean desprenderse de residuos inertes que por su envergadura no pueden ser depositados en los contenedores de RSU.

En este caso detectemos los primeros abandonos de enseres durante el mes de junio, a finales de agosto el volumen de residuos abandonados ha crecido, invadiendo incluso el cauce seco del río.

Sucesos como este vienen a corroborar la grave situación que se vive en el municipio en cuanto a limpieza y recogida de RSU, con unas calles y plazas y jardines cada día más sucios y abandonados y una total falta de previsión en cuanto a la distribución de contenedores y recogida de RSU.