Proponen la creación de un área de servicio para autocaravanas

Cada vez es más frecuente ver caravanas y autocaravanas estacionadas en diversos lugares de nuestra ciudad: entorno de la Iglesia de la Trinidad del Arrabal, Ribera del Puente, Salas Bajas (explanada junto a la rotonda y pistas deportivas)... ante la falta de un lugar predeterminado de estacionamiento y mantenimiento de este tipo de vehículos que están proliferando como una forma alternativa de hacer turismo. De hecho estos turistas preguntan por la existencia de esos lugares en Salamanca, ya que en toda Europa hay áreas donde los vehículos pueden descargar el agua sucia, reponer el agua limpia o recargar baterías. Se trata de un servicio más que los municipios prestan a los viajeros en caravana y autocaravana que los visitan.

La carencia de un lugar así en Salamanca provoca que los vehículos de estas características se dispersen, que no puedan repostar y que, en ocasiones, se descarguen las aguas sucias y los contenidos de los WC químicos indebidamente. El Plan de Excelencia Turística de Salamanca no ha tenido en cuenta esta necesidad, ignorando incluso que es un tipo de turismo con cierto poder adquisitivo.

Por ello Ecologistas en Acción presentó en abril de 2002 y nuevamente en el verano de 2003 una propuesta al Ayuntamiento de Salamanca con el fin de que se ofrezca este servicio, determinando los lugares adecuados para el estacionamiento y mantenimiento de caravanas. Desde el Ayuntamiento no se prevén estas instalaciones puesto que se consideran "innecesarias".

Ecologistas en Acción cree que el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento no puede seguir ignorando un hecho consumado, y es que este tipo de vehículos están aparcando en la ciudad, donde pernoctan, pues lo consideran preferible a los habituales campings y dada su elevada autonomía.

Por todo ello Ecologistas en Acción sigue creyendo necesaria un área de servicio para autocaravanas, que consistiría sencillamente en una zona de aparcamiento con un desagüe conectado a la estación depuradora, toma de agua limpia, contenedores de residuos y toma de corriente para recargar baterías. Todo ello podría funcionar con monedas, de forma que no supusiese una carga para el Ayuntamiento. Los lugares elegidos deberían ser fácilmente accesibles desde las vías de entrada, con gálibo suficiente y espacioso para facilitar la maniobra. El entorno de Salas Bajas o La Aldehuela podrían ser adecuados para ubicar alguno de estos estacionamientos y servicios o incluso en la zona del Centro de Recepción de Turistas junto a la glorieta de Brujas.

Una vez que se instalasen, los propios usuarios se encargarían de dar a conocer su existencia en las guías de viaje especializadas (como ya ocurre con otras ciudades) constituyendo un atractivo más de nuestra ciudad que a buen seguro haría rentable en promoción el pequeño coste de un área de servicio para autocaravanas.