Comparecemos ante los juzgados por denunciar al Alcalde por prevaricación

Es llamado a declarar el miércoles día seis de septiembre a las 11:00 h. por la denuncia que interpuso al Ayuntamiento de Sevilla por el incumplimiento de sus propias ordenanzas de protección al arbolado urbano. El pasado 2 de Mayo miembros de Ecologistas en Acción y otras entidades ciudadanas en defensa del medio ambiente exigieron, tras la paralización de la tala de los árboles de la Plaza Nueva, la presentación de los preceptivos informes y autorizaciones que justificarán la actuación de eliminación de todo el arbolado, los informes nunca llegaron y se interpusieron denuncias contra las empresas Poda Palma Sur y Martín Casillas ante la policía municipal por realizar obras sin la correspondiente autorización.

Posteriormente Ecologistas en Acción presentó una denuncia ante el Juzgado por prevaricación del Alcalde de Sevilla como promotor de la tala y de las obras que eliminó todo el arbolado de gran porte de las avenida de la Constitución y de la Plaza Nueva por incumplimiento manifiesto y conocido de las ordenanzas municipales de protección del arbolado urbano. También recordar el incumplimiento de los compromisos contraídos con todas las demás ciudades firmantes de la “Declaración de los derechos al árbol en la ciudad” (Carta de Barcelona, 2 de junio de 1995).

Se exigió en su momento responsabilidades políticas ante la tala indiscriminada de árboles en toda Sevilla, no solamente en la Avenida de la Constitución y Plaza Nueva, esta última impedida por la decidida acción ciudadana en defensa de su patrimonio vegetal. Estas responsabilidades políticas solo pueden satisfacerse con la dimisión del Concejal Delegado de Vía Pública Manuel Gómez Lobo, por su desastrosa gestión de esta delegación y Parques y Jardines.

De todas manera Ecologistas en Acción seguimos viendo reiteradamente el incumplimiento de la ordenanza de arbolado por parte del Ayuntamiento en estos últimos meses, y claro ejemplo son los jardines de las Delicias. Ecologistas en Acción desde Noviembre del año pasado lleva interpuestas más de 100 denuncias por el incumplimiento de la ordenanza y tala indiscriminado de arbolado urbano.

No se puede utilizar el apoyo expreso de colectivos como Ecologistas en Acción para la peatonalización del centro como carta blanca para incumplir la legalidad de protección de arbolado urbano.

Tan sólo cabe esperar ahora que en un Ayuntamiento que quiere hacer gala de su conciencia ecológica los responsables del desastre tomen conciencia de que esto no debe volver a suceder. Nuestros árboles no pueden tener la consideración de “mobiliario urbano”, de meros elementos decorativos que se pueden trasladar o sustituir por otros más adecuados en, supuestamente, provecho de la ciudadanía, sino de un patrimonio natural que hay que conservar como parte de la historia viva de esta ciudad, únicos en su especie todos y cada uno de ellos.

El Gobierno municipal ha pretendido cerrar la polémica con la promesa de que se plantaran más árboles que los previamente existentes. Queremos señalar que esta no es una excusa valida. El árbol en la ciudad cumple una labor social muy importante y saludable. Pero esta labor social - adecuación de espacios públicos, climatización del espacio comunal de convivencia, la función estética y la incluida en el imaginario colectivo - tiene un coste, y tarda años en ser funcional desde que el árbol se planta. Por lo tanto no es valida la política de talar árboles sin piedad y luego plantar. Esta política nos va a condenar a una Avenida de la Constitución sin sombra en los próximos diez años.

Ecologistas en Acción y otros colectivos ciudadanos como la Plataforma Ciudadana en Defensa de los Parques y Jardines de Sevilla seguiremos luchando para que el gobierno municipal cambie su desastrosa política de gestión del arbolado urbano, donde las talas indiscriminadas se han convertido en tónica general en los últimos meses.

Ecologistas en Acción convoca a toda la ciudadanía de Sevilla a una concentración ante los juzgados el miércoles día 6 de Septiembre a las 11:00 de la mañana, para protestar por la mala gestión del Ayuntamiento de Sevilla en la protección del arbolado urbano.