Un vertido de vinazas llena de peces muertos el río Carrión

En la mañana del pasado jueves 14 la red de medición de calidad de las aguas de la Confederación Hidrográfica del Duero -conocida como red Saica- detectó altos niveles de contaminantes en las aguas, principalmente amonio y una gran elevación de conductividad.

Las primeras pesquisas determinaron que se trataba de un vertido de vinazas de azucarera, procedentes de una recientemente clausurada factoría que la multinacional Ebro-Puleva posee en la localidad de Monzón de Campos. Este subproducto según fuentes consultadas, ya que todavía no hay versión oficial de lo ocurrido por parte de la empresa, parece haber llegado al río tras el fallo de algún depósito o balsa durante las labores de desmonte que están teniendo lugar en ese recinto.

Las vinazas de azucarera son un subproducto industrial altamente contaminante que resulta de la fermentación de melazas, en este caso de remolacha, para la obtención de alcohol.

Tras el primer impacto del vertido, en que todas las aguas del río desde Monzón aparecieron completamente turbias, con un intenso olor ácido y de un color rojo oscuro, no dejan de aparecer peces muertos flotando aguas abajo al menos hasta hoy Domingo, en que escribimos esta crónica y suponemos que seguirán haciéndolo durante varios días más.

Todo ello pese a los denodados esfuerzos de bomberos y agentes forestales, que no dan a vasto a recoger los cadáveres de todo tipo de peces para enterrarlos, y así evitar la consiguiente acumulación de materia orgánica en descomposición en el río, agravándose con ello la magnitud del desastre.

Ante esta situación los representantes de la Junta de Castilla y León en Palencia, dijeron que se abrirán expedientes sancionadores si procede, contra la firma responsable de un vertido que, a pesar de su triste espectacularidad, no supone un perjuicio para el consumo humano en la ciudad, ya que Palencia y su alfoz se abastecen a través de las aguas del Canal de Castilla.

Ante la triste espectacularidad de estas declaraciones desde Ecologistas en Acción de Palencia, exigimos que se cumpla escrupulosamente la ley y se sancione en función de su gravedad el enorme impacto ecológico producido, asegurándonos con ello que este tipo de situaciones no vuelvan a producirse; no olvidemos que si sale más barato contaminar, pensamos que pocas empresas privadas van a tomar las medidas necesarias para no hacerlo.

Balsa vacia de la azucarera