Denuncia a Tragsa por dañar arbolado urbano

Los hechos por los que se han interpuesto 2 denuncias, por presuntas infracciones de artículos tipificados como muy graves, son debidos a las obras de “mejora” que la empresa Tragsa viene realizando en este espacio, afectando estas actuaciones al menos 8 ejemplares de naranjo amargo (Citrus aurantium), por la construcción del cerramiento perimetral del jardín, ya que la base del muro de hormigón que se construye, se encuentra literalmente pegada a los 8 ejemplares citados, existiendo otro ejemplar con un alambre amarrado en su tronco. Además de observarse algunos de ellos con las cortezas dañadas.

Siendo presentadas otras 3 denuncias, contra esta misma empresa, por miembros de Ecologistas en Acción el pasado mes de junio, relativas al daño y la falta de cuidado en el manejo de la vegetación de este jardín, pudiendo comprobar, junto a agentes de la Policía Local, desde la carencia de protección en el arbolado, como indica el articulo 14, a vallas metálicas amarradas con alambre sobre 7 naranjos y 2 palmeras, además de la circulación con vehículo por el interior del parque careciendo de autorización para ello, tal y como recoge el articulo 13 de la ordenanza.

Incumpliendo e ignorando, también, las siguientes cartas y declaraciones:

Carta Internacional sobre la Conservación y la Restauración de Monumentos y de Conjuntos Históricos-Artísticos. 1964 - Carta de Venecia - ICOMOS (International Council of Monuments and Sites)

Carta Europea del Patrimonio Arquitectónico (26 de Septiembre de 1975)

Declaración de Amsterdam (21-25 De Octubre, 1975)

Carta de los Jardines Históricos (desarrollada por la Carta de Florencia, 1982), de ICOMOS

Declaración del Derecho al Árbol en la Ciudad (Carta de Barcelona), Barcelona, 2 de Junio de 1995

Carta Internacional sobre Turismo Cultural (1999) de ICOMOS

Por ultimo la Carta de 1987 de la Conservación y Restauración de los Objetos de Arte y Cultura, en uno de sus párrafos de su artículo 1 dice:

Un interés cognoscitivo fundamental de toda la humanidad ha impuesto, e impone, obstaculizar y, cuando menos, frenar la destrucción, dispersión y degradación con todo tipo de recurso conservador, preservando las condiciones intrínsecas y extrínsecas, para cada objeto en cuestión, lo más parecidas posible a las originales. El paso siguiente es, evidentemente en cuanto inevitable y posible- el de tomar medidas para su mejor conservación y restauración.

Y que Ecologistas en Acción, ante la incapacidad, pasividad y cinismo de sobra demostrado, tanto por D. Alfredo Sánchez Monteseirin, como por D. Manuel Gómez Lobo al frente del Ayuntamiento y de la Delegación de Vía Publica respectivamente, estudia denunciar estos hechos ante la Unión europea y el International Council of Monuments and Sites (Icomos).