Piden que se aplique en Sevilla una politica de movilidad sostenible

La invasión del espacio urbano por parte del vehículo privado es un hecho evidente. Esta invasión se manifiesta, no sólo en la ocupación de todo el espacio viario por parte de los vehículos (incluidas las aceras y pasos de peatones y personas discapacitadas), sino también en menoscabo de la salud de las personas (contaminación atmosférica y acústica y peligrosidad del espacio público), en aumento de la contaminación y en despilfarro energético (en Sevilla el crecimiento del parque móvil se cifra en unos 8.000 coches anuales).

En este sentido, Ecologistas en Acción y la Asociación Ciclista “A Contramano” recuerdan que, según encuestas fiables, como máximo sólo del 35 al 40% de los ciudadanos se desplazan diariamente en coche (el resto anda, utiliza el transporte público o usa la bicicleta). Sin embargo, a este colectivo, minoritario en cualquier ciudad, se le reserva la mayoría del espacio público (cerca del 80%) y de las inversiones viarias (más del 90%), al tiempo que se le permite hipotecar la salud y la seguridad de la mayoría de los ciudadanos.

Debido a ello, la UE lanzó hace unos años una campaña (el “Día sin Coche”) al objeto de concienciar a la ciudadanía de la urgente necesidad de invertir esa situación, cargando el peso de la movilidad urbana, de forma preferente, en medios no motorizados (peatón y bicicleta) y en el transporte público.

Hoy se reconoce que las medidas que puedan contribuir a verificar dicho cambio deben basarse en el desarrollo preferente de esos medios considerados más benignos, reservando espacio urbano de forma prioritaria a estos medios, al tiempo que también de ha de poner coto al uso urbano del automóvil privado.

En Sevilla, donde la utilización del coche es más alta que en muchas ciudades europeas de sus mismas características, esas contradicciones se manifiestan cada vez de forma más colosal. Por ello Ecologistas en Acción y la Asociación ciclista “A Contramano” SALUDAN las recientes apuestas del Ayuntamiento en lo referente a esta materia, como son la peatonalización de la Avenida, el rescate de las concesiones de los aparcamientos rotatorios en el Centro Histórico , el metrocentro o la creación de una red coherente de carriles para la bicicleta.

No obstante, recuerda que esas medidas no son suficientes por sí mismas si no es dentro de una política global que modifique el sistema de movilidad haciendo partícipes los medios de transporte más eficientes y haciendo extensivas las peatonalizaciones a otras zonas de la ciudad. A este respecto, Ecologistas en Acción y la Asociación ciclista “A contramano” animan a la construcción preferentemente en superficie de las tres líneas de metro restantes, ya que ello sustraería espacio al vehículo privado y los costes y los plazos de implementación se reducirían considerablemente.