Contrarios a que se amplie Costa Ballena

Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones a la totalidad del proyecto presentado por la empresa Torrebreva S.A. mediante el cual se pretende el desarrollo urbanístico del polígono SUNP-AR7-TB ,colindante con Costa Ballena, y clasificado en el Plan General como suelo urbanizable no programado.

Las justificaciones esgrimidas para esta ampliación urbanística son:

1. Hay que complementar los usos de Costa Ballena mejorando dotaciones y servicios para hacer disminuir su uso estacional (por fin se confiesa el despilfarro).

2. Es conveniente consolidar la implantación territorial de la Ballena en el sistema urbano de Costa Noroeste.

3. Un experto afirma que hay seria conveniente implantar un suelo industrial tecnológico compatible con el uso turístico.

E.A. considera que estos argumentos son insostenibles para acometer tal proyecto y que detrás del mismo se esconde un nuevo alicatado de nuestro litoral, otro pelotazo de especulación urbanística. Y nos basamos en las siguientes razones que exponemos a continuación:

Actualmente en el sector de Costa Ballena Chipiona (aún en desarrollo) se pueden corregir los errores cometidos en Costa Ballena Rota y por tanto dotar al conjunto turístico de las mejoras necesarias que con la experiencia de estos años se haya podido detectar al objeto de corrigiendo así la estacionalidad de esta urbanización residencial. Esta ampliación va a suponer, y así es defendido en el proyecto como algo bondadoso, la consolidación de un nuevo núcleo urbano que llegara a conformar un nuevo núcleo de población que sólo se justifica por la demanda de suelo realizada por promotores o especuladores urbanísticos. Esta ampliación generará a la corta pingues entradas de dinero en las arcar municipales pero a la vez la necesidad de ampliar , sobredimensionar las infraestructuras de agua, luz , depuración, de recursos humanos y materiales para el mantenimiento y la gestión de una gran mansión donde solo abierta en verano. La plusvalía de este proyecto se la lleva Torrebreva y la hipoteca de por vida para el pueblo de Rota.

Por otro lado ¿dónde están las industrias tecnológicas que demandan tal cantidad de suelo?, porque las podemos reubicar en los nuevos suelos industriales proyectados en Rota (polígono Alvina) o ¿esto es sólo la excusa para una mas fácil y menos escandalosa, posterior reclasificación del uso del suelo industrial en pisitos y adosados?.

La negativa de E.A. al desarrollo urbanístico de ese polígono es la falta de justificación para el desarrollo del mismo. Su ejecución no seria sino otro proceso más de especulación urbanística del litoral, del cambio injustificado de usos del suelo, del abandono de un suelo productivo actualmente puesto en regadío por alicatados y campos de césped.

Se justifica en el proyecto la inexistencia de espacios protegidos o de valores ambientales como motivos para de cambio de uso. Se plantea la cosa como si con la urbanización de estos terrenos se esté haciendo un favor, se estén poniendo en mayor valor a los mismos o se libre a alguien de alguna plaga o mal. El hormigón mejor que la tierra.

A estas alturas nos preguntamos si el suelo, la tierra, esa tierra de la que nacen patatas y cebollas, esa tierra clasificada como de especial protección agrícola, ese suelo puesto en regadío capaz de dar varias cosechas al año, ese suelo del valle del Guadalquivir del que nos dijeron que fue y sería la despensa de Europa, esa tierra que ha tardado cientos de años en conformarse como tal, ¿no debe ser merecedora de una especial protección? Quizás sea el momento de potenciar una Ley que proteja el suelo agrícola, un bien casi tan escaso como el agua y de tanto valor social que su cambio de uso no se pueda dejar en manos de los especuladores del ladrillo.

Al igual que en otros recientes proyectos, también denunciados por EA., tampoco en este se contempla el Proyecto de Vía Verde Rota-Chipiona, a pesar de lindar un lateral del polígono con la misma. La vía verde vuelve a aparecer como vía ferrocarril en desuso o carril bici, sin que se le otorgue la naturaleza que ya tiene y corriendo el peligro de nuevamente sufra un nuevo corte al unir el nuevo polígono con la Ballena.

También aparece afectada la vía pecuaria Colada de Escambrón, es curioso que la Consejería de Medio Ambiente no aparezca en el proyecto como una de los propietarios afectados dentro del polígono a urbanizar, este es otro tramo de vía pecuaria usurpado por la empresa Torrebreva. Solicitaremos que este tramo de vía pecuaria no sea objeto de desafectación como ya ocurrió con el tramo que cruzaba la Ballena.

En el Estudio de Impacto Ambiental se calificada la zona como de alto riesgo en cuanto a la posibilidad de sufrir los efectos de un Tsunami y sin embargo este aspecto sea desatendido a la hora de desaconsejar la implantación de nuevos núcleos de población. Por el contrario y desatendiendo las recomendaciones se masifican los ya creados. El riesgo de catástrofe es mayor si este afecta a un núcleo de población que a un sembrado de algodón. Pero al parecer da igual. E.A. se pregunta si existen sistemas para detectar a tiempo el tsunami, si existen planes de evacuación, o simplemente si los ciudadanos de la zona están informados o se les informa a la hora de adquirir sus viviendas de los riesgos que están asumiendo.

Ni un metro más para suelo residencial. No a la urbanización de Torrebreva. Hemos solicitado la catalogación de todos estos terrenos como de especial protección agrícola.