Córdoba incorpora 210.000 hectáreas a la Red de Espacios Naturales Protegidos

Larga ha sido la espera, pero bien merece la pena. El pasado mes de julio, por fin, después de innumerables retrasos y obstáculos, atribuibles a los Estados miembros de la Unión Europea, la Comisión Europea ha aprobado la propuesta de lista de Lugares de Interés Comunitario (LIC) para el área biogeográfica mediterránea, la única pendiente de aprobación desde hace varios años.

Esta aprobación supone el penúltimo paso antes de la designación de los sitios LIC como ZIC, Zonas de Especial Conservación, en el caso de Andalucía.

En el caso de la provincia de Córdoba, son casi 210,000 hectáreas las que se suman a los parques naturales de Cardeña -Montoro, las Subbéticas de Córdoba y Hornachuelos, las reservas naturales y los monumentos naturales declarados desde hace años.

La mayor parte de las casi 210.000 hectáreas de nueva áreas protegidas, se concentran en Sierra Morena. Por fin se ha dado respuesta a una demanda social histórica de diversos colectivos sociales de Córdoba y a una necesidad imperiosa de conexión de los dos principales espacios naturales de la provincia. Las unidades ambientales son la del Guadiato-Bembezar, Guadalmellato, Sierra de Santa Eufemia, Río Guadalmez, Suroeste de la Sierra de Cardeña y Montoso, así como algunos tramos de los cauces naturales de los ríos Cuzna, Gato, Guadamatilla, Zújar y Guadajoz.

Esta protección ambiental supone un salto cualitativo en cuanto expectativas de protección efectiva de espacios naturales sobresalientes que son objeto de actuaciones altamente destructivas en estos momentos. El caso de la Sierra de Córdoba es el más manifiesto, con un elevado porcentaje de superficie que ha sido declarado Lugar de Interés Comunitario -un 68%- y por ser el espacio natural que tiene el dudoso honor de encabezar el listado provincial de las áreas naturales que soporta mayor número de amenazas -infraestructuras públicas, crecimiento urbanístico, parcelaciones ilegales, uso deportivo y recreativo no regulado y un largo etc.

Este avance en la protección de naturaleza a escala comunitaria implica la obligación de las Administraciones públicas, particularmente la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente en Córdoba, de velar porque en los espacios declarados LIC, se garantice su conservación, mantenimiento y restablecimiento de los hábitats naturales y de las especies de interés comunitario en un estado de conservación favorable, a fin de conseguir el objetivo final de la normativa comunitaria, la de crear una red ecológica europea coherente.

Ello implicará la adopción de medidas de conservación de gestión activa en la mayoría de los Lugares de Interés Comunitario, entre las que destacan los planes de gestión específicos o integrados en Planes de Ordenación de los Recursos Naturales -PORN- u otros planes de desarrollo.

Ecologistas en Acción considera fundamental que la Consejería de Medio Ambiente asuma el nuevo mapa de espacios naturales protegidos, iniciando un proceso informativo y de participación pública, y dotando de planes de gestión específicos o integrados a los Lugares de Interés Comunitario que presentan problemas y tensiones que cuestionan su conservación. Estos espacios naturales son, la Sierra de Córdoba, la cuenca del Guadalmellato, río Guadalmez en el norte de la provincia y el río Guadajoz.




Visitantes conectados: 566