Residuos agrícolas en Monte de Algaida

Los restos vegetales agrícolas tienen que ser recogidos en la planta pública de La Algaida y no en la gestionada por la empresa Verinsur en la carretera de Trebujena.

Ecologistas en Acción recuerda que para eso se instaló ese punto de acopio en La Algaida, ahorrándose además los agricultores el pago de una tasa desmesurada.

Ecologistas en Acción también recuerda al concejal de Medio Ambiente, Federico Valle, que la resolución del problema de los residuos en Sanlúcar no consiste únicamente en informar a la opinión pública sobre las supuestas inspecciones urbanísticas contra vertidos incontrolados y movimientos de arena denunciados reiteradamente por esta organización desde hace muchos años.

Basura de todo tipo junto al Caño de Martín Ruiz

Ecologistas en Acción critica que no sólo existen puntos negros en el casco urbano de Sanlúcar. El delegado municipal de Medio Ambiente debe explicar qué piensa hacer con los numerosos vertederos incontrolados que hay repartidos por las zonas de La Algaida y Los Llanos de Bonanza. Y no de escombros, sino de residuos mucho más contaminantes y peligrosos, ya que entre ellos podemos encontrar sustancias altamente tóxicas como plásticos de invernaderos, bidones de productos fitosanitarios, tuberías de pvc y, sobre todo, restos vegetales. La proliferación de estos vertederos son consecuencia de la decisión del Equipo de Gobierno de exigir que los restos vegetales procedentes de la actividad agrícola se lleven a la planta de transferencia gestionada por la empresa privada Verinsur e instalada en la Carretera de Trebujena, concretamente en la zona conocida como el Haza del Cerezo, eliminando así de forma fulminante la recogida en la planta pública situada en la calle L de La Algaida. Este punto de recepción de residuos está actualmente infrautilizado en casi un 50%, pues solamente recoge los materiales que teóricamente contaminan más.

Más basura en los caminos laterales

Tras años de quejas, Ecologistas en Acción sigue lamentando profundamente que la carretera de plástico no se limpie de forma radical de restos agrícolas y continúe siendo un vial con un entorno en el que se arroja una gran cantidad de residuos altamente tóxicos, filtrándose la mayoría de ellos hacia el Caño de Martín Ruiz y, por tanto, al agua que sirve para regar los cultivos de La Algaida. Pero más inaudito aún es la forma en que han procedido el actual concejal de Medio Ambiente y sus predecesores. Hasta ahora, ningún responsable político con competencias en esta área municipal ha mostrado ningún interés por erradicar este problema. Ni siquiera la propia Comunidad de Regantes de Monte Algaida, que debe velar por los intereses de los agricultores, ha gestionado soluciones con organismos públicos, entre otras cosas, para concienciar a sus representados. Sólo se ha limitado a limpiar periódicamente algunos tramos del Caño de Martín Ruiz y caminos laterales.

Ecologistas en Acción sugerimos a los agricultores que reclamen al Ayuntamiento que la planta de La Algaida vuelva a admitir restos vegetales gratuitamente. En la planta de la carretera de Trebujena, la tasa de vertido de más de 1.500 kilos de desechos vegetales o de podas de arbolado asciende a 80 euros, aparte de la pertinente tarifa que cobre el transportista por llevar los residuos. En total, más de 100 euros.




Visitantes conectados: 655