Parcelaciones ilegales en el perímetro de protección de Medina Azahara

Ecologistas en Acción considera la propuesta de IU y del PP, de dotar de servicios básicos a las parcelaciones irregulares dentro del perímetro del Plan Especial de Protección de Medina Azahara, de electoralista y descabellada. Su iniciativa, de llevarse a efecto, dinamitaría los esfuerzos realizados en los últimos años en lo relativo al control y disciplina de las numerosas parcelaciones ilegales que han surgido en los últimos 30 años, tanto en parajes de la sierra como de la vega cordobesa.

Lo escandaloso es que, a estas alturas, Izquierda Unida y el Partido Popular propongan la dotación de servicios básicos a las parcelaciones irregulares sitiadas dentro del perímetro de la zona de protección de la ciudad palatina.

Con la iniciativa de estas dos formaciones políticas, se provoca un agravio social con el resto de los ciudadanos de Córdoba. Se les consienten a los especuladores segregar las fincas, compartimentarlas y venderlas por lotes a particulares que son conscientes de la actitud cómplice de las instituciones públicas. Se levantan viviendas y naves industriales ante la mirada impasible de las instituciones públicas, y ahora, se les quiere dotar de servicios básicos y de paso se les revaloriza sus propiedades.

Estamos ante una situación donde se vulneran abiertamente el principio de igualdad, de equidistribución de beneficios, de cargas urbanísticas y de servicios públicos. No sólo respecto a la mayoría de la ciudadanía que hemos optado por acceder a una vivienda a través del mercado legal.

Lo lógico sería que la gestión pública ordinaria defendiera el patrimonio físico para que se beneficiara la colectividad en su conjunto, y no, como viene ocurriendo hasta ahora, que beneficie a un entramado de especuladores inmobiliarios y de un sector minoritario de la sociedad, representado en este caso por los parcelistas, propietarios de las viviendas.

Todas las formaciones políticas representadas en el Ayuntamiento de Córdoba son responsables de este caos urbanístico y conflicto social. Si cabe, IU, más que ninguna, por los muchos años que lleva gobernando la ciudad. De hecho, parte de las bolsas cautivas de votos incondicionales de este partido político se polarizan en barriadas periféricas y núcleos de viviendas irregulares. Es bien sabido que IU ha mantenido durante años una actitud cooperante con parceladores y parcelistas. Y ello tiene su recompensa en las citas electorales.

Aún siendo el Ayuntamiento de Córdoba la institución responsable, en primer término, del orden urbanístico, no se puede obviar que, bien por subrogación, por inactividad de este, o por la vía del ejercicio de la acción pública, las Administraciones supramunicipales territoriales, y en particular, la Diputación Provincial y las distintas Consejerías de la Junta de Andalucía, deberían, que no lo han hecho, haber ejercido las competencias que le correspondían en la defensa de la legalidad urbanística. Por tanto, todos los partidos en su medida, son responsables de lo que está ocurriendo con las parcelaciones irregulares del entorno del conjunto arqueológico de Medina Azahara.

Ecologistas en Acción exige el mantenimiento actual del ámbito físico de protección del entorno de Medina Azahara, así como la adopción de un servicio especial de custodia por parte de la Policía autonómica y la Guardia Civil de la zona de riesgo.