Cuenta atrás de la legislación REACH

La Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo ha mostrado su apoyo, con casi un 70% de los votos, a la sustitución obligatoria de sustancias peligrosas cuando existan alternativas más seguras disponibles. Las organizaciones ecologistas, Ecologistas en Acción, WWF/Adena y Greenpeace, consideran esta decisión un paso fundamental para proteger la salud pública y el medio ambiente de la contaminación química, por lo que piden al Gobierno español que respalde esta votación.

Este voto refleja el apoyo de los diferentes partidos al principio de sustitución y reafirma la decisión, del pasado noviembre, del Parlamento Europeo en pleno, y que fue ignorada por el Consejo de Ministros. Este resultado envía al Consejo un claro mensaje sobre el convencimiento de los eurodiputados de que las sustancias “extremadamente preocupantes” deberían ser sustituidas por alternativas más seguras, siempre que sea posible. Esta obligación legal es esencial para dirigir la innovación hacia una química segura, para evitar que los químicos más peligrosos se acumulen en nuestro organismo y en el medio ambiente, uno de los objetivos del futuro reglamento de químicos, REACH.

Los grupos ecologistas dan también la bienvenida a la decisión de la Comisión de Medio Ambiente de asegurar la aplicación a todas las sustancias químicas de un “deber de diligencia” legalmente vinculante, que responsabilice a los productores de sustancias químicas de la seguridad de sus productos, y al apoyo de la Comisión a que los consumidores tengan acceso a mayor información sobre las sustancias químicas contenidas en los productos de consumo.

Las asociaciones ecologistas piden al Gobierno español que respalde la posición del Parlamento en las discusiones que tendrán lugar durante las próximas semanas. Las fuertes presiones de la industria química hasta el momento han debilitado esta legislación. Ahora, la sustitución de todas las sustancias químicas más peligrosas es el único camino para que quienes han de decidir sobre REACH aseguren un aumento de la protección de la salud humana y del medio ambiente respecto a la legislación actual.

“Esta votación en el Parlamento Europeo devuelve la esperanza de comenzar a construir un futuro sin sustancias tóxicas ”, declaró Vicente Moreno, responsable de la Campaña de Químicos de Ecologistas en Acción. “Nos estamos jugando la prevención de graves problemas de salud pública y el gobierno debería apoyar el resultado de esta votación y no ceder ante las presiones de la industria química”.