Protesta en la presentación del trasvase Tajo-Llanura manchega

Miembros de Ecologistas en Acción han desarrollado un acto de protesta en la presentación de las obras del Trasvase del Tajo a la Llanura Manchega que han celebrado la Ministra de Medio Ambiente y el Presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. La protesta ha consistido en el despligue de una pancarta y en la entrega de un escrito dirigido a ambos representantes políticos en el que se denuncia la irracionalidad de esta obra, incoherente con la exigencia de una fecha de caducidad para el trasvase Tajo-Segura y con la puesta en práctica del Plan Especial del Alto Guadiana.

La acción ha contado con el apoyo de Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO-Birdlife, WWF-Adena, Coordinadora para la Recuperación del río Tajo (Toledo), Plataforma en Defensa del río Tajo y del Alberche (Talavera de la Reina).

El texto de la carta entregada expone los siguientes puntos:

Sra. Ministra de Medio Ambiente

Sr. Presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha

En Villarrubia de los Ojos a 26 de octubre 2006

Muy Sra. y Sr. nuestros:

Queremos hacerle llegar el sentimiento de muchos ciudadanos castellano-manchegos y de defensores del medio ambiente que no entendemos ni estamos de acuerdo con la política que en relación a los trasvases entre cuencas se está llevando a cabo en Castilla-La Mancha, y muy en particular, con la ejecución del trasvase del Tajo-Segura a la Llanura manchega.

En este sentido, queremos recordarle que existe un Dictamen de expertos reconocidos tanto por el Ministerio de Medio Ambiente como por la Junta de Comunidades que califica esta infraestructura de innecesaria y antieconómica.

Queremos destacar especialmente la incoherencia que supone mostrarse antitrasvasista o pedir la caducidad del Trasvase Tajo-Segura, cuando la obra a la Llanura Manchega es un trasvase entre cuencas que supone aumentar los caudales derivables desde el Tajo en una situación en la que en esta cuenca no se han cuantificado ni garantizado los caudales medioambientales a la par que hay un insostenible crecimiento de nuevas demandas para todo tipo de usos.

En nada ayudará a concienciar a los ciudadanos sobre los problemas del agua una infraestructura que se presenta como punto de apoyo para lanzarse a una política desarrollista, que tiene como última finalidad, el hacer posibles proyectos especulativos que son conocidos: Aeropuerto de Ciudad Real, Reino de Don Quijote, nuevos campos de golf, Casino, etc. Tampoco ayudará a que asuman sus responsabilidades quienes a lo largo de décadas se han beneficiado de la sobreexplotación de los recursos hídricos en el acuífero 23 y que tendrán una razón más para pensar que pueden seguir haciendo lo mismo porque de una manera o de otra el agua puede llegar de fuera.

Entendemos que incrementar la hipoteca sobre el Tajo, volver la espalda a la problemática del Guadiana y no apostar por la recuperación eficaz de los acuíferos, son elementos más que suficientes para calificar la política hidráulica que se está aplicando en Castilla-La Mancha como insostenible, incoherente e insolidaria.

Como entidades con objetivos ecologistas y conservacionistas, entendemos que el camino para la regeneración de los recursos hídricos y de los ecosistemas húmedos de la Mancha que se han perdido durante los últimos treinta años, deben ir de la mano del Plan Especial del Alto Guadiana y que la obra que hoy se inicia es radicalmente contraria a los planteamientos del mencionado Plan.

Las necesidades reales exigen un programa a largo plazo que tenga por horizonte la sostenibilidad y emplee el Plan del Alto Guadiana como herramienta eficaz. De la responsabilidad de las Administraciones esperamos que se puedan reconducir tantos errores, con el doble objetivo de beneficiar auténticamente a esta maltratada región y de cumplir adecuadamente con las exigencias de los nuevos tiempos y de la Directiva Marco europea.