Se provoca un incendio para destruir enebros en una parcela de Roche

En la urbanización Roche se ha provocado un incendio localizado para destruir los enebros existentes en una parcela. La finalidad clara de provocar la destrucción de los ejemplares protegidos y facilitar la urbanización, queda patente en el hecho de que solo ha ardido la citada parcela sin afectar a cualquier otra instalación colindante.

El enebro marítimo (Juniperus oxycedrus macrocarpa) es una subespecie que solo se encuentra en el litoral atlántico andaluz y a algunos lugares de la costa mediterránea. Existen también poblaciones en las islas Baleares. Su hábitat preferido son los cordones dunares y está acompañado a menudo de la sabina costera (Juniperus phoenicea turbinata). La mayor población se encuentra en el Parque Nacional de Doñana, con unos 5.000 enebros marítimos de un total de 9.000 que se calcula hay en toda Andalucía.

El enebro marítimo está considerado como especie "en peligro de extinción" en el Catálogo Andaluz de Flora Silvestre Amenazada y aparece bajo el epígrafe de "en peligro crítico" -máxima categoría de amenaza- en la Lista Roja de la Flora Vascular Española.

Cádiz acoge la segunda población en importancia, que se sitúa en el Parque Natural del Pinar de la Breña y Marismas del Barbate, con unos 3.000 ejemplares. El resto son núcleos pequeños, distribuidas de forma dispersa por las dunas y acantilados de Rota, por el entorno de las urbanizaciones de La Barrosa y Roche y, ya dentro del término municipal de Tarifa, en Punta Camarinal, Punta Paloma y Punta de La Peña . La situación de estos núcleos es crítica, hasta el punto de que en Rota quedan sólo tres enebros, en Punta de La Peña uno y en La Barrosa y Roche han sido arrancados en los dos últimos años decenas de ellos, habiéndose destruido al menos el 25% de esta población. Esta destrucción la permitió la Consejería de Medio Ambiente (a petición del Ayuntamiento de Conil) para que se construyese un conjunto de nuevas viviendas en la zona pegada al mar de la urbanización Roche.

A la citada construcción se opuso Ecologistas en Acción, y ahora vemos como la destrucción de enebros continua impunemente.

Cádiz, 30 de octubre de 2006