Más de 2000 personas fuerzan la apertura del GR-7

Montañeros venidos de toda Andalucía y personas de numerosos colectivos sociales de la Serranía de Ronda, entre los que estaba Ecologistas en Acción, han acudido este domingo 5 a la marcha reivindicativa en defensa del camino europeo GR-7, una vía protegida y acondicionada por la Junta que une Atenas con Tarifa, y que atraviesa en Ronda la finca de Los Merinos Norte, donde las máquinas ya trabajan en la construcción de un gran complejo urbanístico que tiene en contra a amplios movimientos sociales esta comarca. Los constructores cortaron el GR-7 a principios de junio; a pesar de que el alcalde de Ronda, el andalucista Antonio María Marín Lara, prometió abrirlo “en diez días”, una valla seguía impidiendo hasta este domingo el libre tránsito de los caminantes.

Ante el gran número de personas que se han concentrado en la marcha reivindicativa, más de 2.000 según los convocantes, la promotora no ha tenido más remedio que abrir el camino. Entre los organizadores figuraban agrupaciones ecologistas, agrarias, clubes deportivos, ayuntamientos y partidos políticos (Plataforma Cueveña en Defensa del Agua, Federación Andaluza de Montaña, Plataforma en Defensa de los Caminos Públicos de la Serranía de Ronda, Ayuntamiento de Cuevas del Becerro...)

La marcha-protesta partió a las 11,30 horas desde el Puerto de Saltillo de Majaco y se dirigió a la finca Los Merinos Norte, donde exigieron la reapertura de esta vía protegida invadida desde hace casi cinco meses por los promotores del polémico proyecto urbanístico de la Serranía de Ronda. En el transcurso de la misma se leyeron varios manifiestos donde se advertía que este tipo de caminos son transitados por numerosos ciudadanos europeos y senderistas de la comarca que se encuentran, a su paso por Ronda, con esta ruta cerrada y sin alternativa de paso.

EL GR-7 es un sendero internacional que une Tarifa con el Peloponeso, en Grecia; en su día fue patrocinado y subvencionado por la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, está homologado por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada, en el inventario de caminos del Ayuntamiento de Ronda está catalogado con el número 150.

Es el primer recorrido que se señalizó en el estado Español, por tanto el decano de los itinerarios balizados en España. En Andalucía es el sendero más importante que existe, ya que recorre las provincias de Cádiz, Málaga, Córdoba, Jaén, Granada y Almería, con una longitud de mil quinientos kilómetros, lo que le hace ser la columna vertebral del senderismo andaluz.

Los convocantes calificaron la marcha como un éxito rotundo y piden a las autoridades mayor celo en la protección de un patrimonio natural y de la humanidad como son los caminos públicos.

Con este, son ya dos los actos de protesta contra el polémico proyecto urbanístico de Merinos Norte, y ambos con seguimiento masivo. El pasado 26 de octubre fue una huelga general que paralizó al municipio de Cuevas del Becerro, la primera de estas características que se produce en España, y que contó con el apoyo de los movimientos sociales, políticos y ecologistas. Además el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, expresó su respaldo y apoyó a esta protesta ciudadana y mostró su deseo de que este tipo de iniciativas también "pudieran ocurrir en otras muchas localidades de Andalucía y España, como manera democrática de defender la fisonomía e identidad de sus pueblos". La consejera de medio Ambiente de la Junta, Fuensanta Coves, reiteró por su parte que el informe realizado sobre el proyecto para la construcción del complejo residencial Los Merinos Norte muestra su inviabilidad. El caso espera ahora en la sala de lo contencioso del TSJA tras su impugnación por los servicios jurídicos de la Junta.

Promociones Club de Campo & Golf de Ronda pretende construir un megacomplejo urbanístico de 800 viviendas, dos campos de golf y uno de prácticas, tres hoteles de cinco estrellas, club hípico, colegio de alto nivel, residencia para la tercera edad, polideportivo y la venta de 442 parcelas en la mejor dehesa de encinar de la provincia de Málaga, en unos terrenos protegidos por la UNESCO como Reserva de la Biosfera y sobre acuíferos para abastecimiento humano de poblaciones vecinas a Ronda (Cuevas del Becerro, Arriate, Setenil, Serrato, La Cimada y Los Prados).